Cultura

Verdiblanca y Ayuntamiento entregan en una gala los premios del Festival Inclusivo ‘Gallo Pedro’

  • Al certamen se presentaron 47 cortometrajes en esta séptima edición

Gala de entrega de los premios del Festival Inclusivo ‘Gallo Pedro’ en el Auditorio Maestro Padilla. Gala de entrega de los premios del Festival Inclusivo ‘Gallo Pedro’ en el Auditorio Maestro Padilla.

Gala de entrega de los premios del Festival Inclusivo ‘Gallo Pedro’ en el Auditorio Maestro Padilla.

Una ventana al mundo de la realidad diversa. El 7º Festival Inclusivo Gallo Pedro, organizado por la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca y el Área de Área de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Almería, con la colaboración de la Diputación Provincial, ha consolidado un certamen de cortometrajes, al que en esta edición se presentaron 47 trabajos audiovisuales, con el que se quiere potenciar la inclusión de las capacidades o habilidades diferentes y crear conciencia y sensibilizar a la población sobre las personas con diversidad funcional.

Con actividades a lo largo del año y sección en el Festival Internacional de Cine de Almería, FICAL, el momento cumbre es la entrega de premios, cuyo palmarés se dio a conocer en la IV Gala de la Diversidad de Almería, grabada y emitida a través de Interalmería TV.

El Mejor Corto Inclusivo fue Guiadvisor, de Álvaro Ortega, que también se hizo con el Premio del Público. Mención especial al corto inclusivo para El sentido del cacao de Alberto Utrera. Mejor Dirección para Álvaro G. Company y Andrea Trepat por Capricho; el Mejor Guión para Borja Álvarez y Daniel Castillo por Operación RAE, y Mención especial al Guión para Julio Espinosa por El síndrome de Jorge. Mejor Interpretación de la Discapacidad a todo el reparto de La familia, de Olatz Lizarralde. Mejor Corto Almeriense para La vida moderna es triste de Ana Ramírez; y Mención especial al Corto Almeriense Sin palabras, de Pablo Cañadas

Además, en esta edición se entregó por primera vez la distinción ‘Madrina de Honor’ a la periodista Isabel Gemio, por contribuir a la visibilización de las personas con diversidad funcional en el mundo audiovisual a través de la Fundación Isabel Gemio, que crea con el objetivo de acelerar la investigación en las distrofias musculares, otras enfermedades neuromusculares y enfermedades raras, y su documental ‘Jóvenes invisibles’, donde narra la historia de quienes cada día se enfrentan a enfermedades poco frecuentes y que aún son “invisibles” para el resto de la sociedad.

Los cortos premiados van de la comedia, al drama, pasando por documentales, en los que la discapacidad se representa de muchas maneras. Así, el Mejor Corto Inclusivo Guiadvisor, de Álvaro Ortega, fue premiado por “su manera de demostrar que, ante las adversidades, lo diferente nos hace únicos”.

La mención especial a El sentido del cacao de Alberto Utrera, por “visibilizar un trastorno desconocido y hacer al espectador valorar la capacidad de saborear y disfrutar de la comida”. La Mejor Dirección, para Álvaro G. Company y Andrea Trepat, con Capricho, por “su impecable trabajo detrás de las cámaras ofreciendo a los actores una interpretación brillante”; el Mejor Guión Inclusivo, para Borja Álvarez y Daniel Castillo, con Operación RAE, por “la integración de la audiodescripción al relato, la reivindicación del uso correcto de los términos en referencia a las personas con diversidad funcional y su humor”; y la mención especial a Julio Espinosa, con El síndrome de Jorge, por “su originalidad a la hora de hacernos reflexionar y empatizar desde otro punto de vista”.

La Mejor Interpretación de la Discapacidad en La familia, de Olatz Lizarralde, por “el singular trabajo actoral en el que han sabido repartirse el peso de la interpretación para construir un puzle que no pasa desapercibido”. El Mejor Corto Almeriense, recaído en La vida moderna es triste, de Ana Ramírez, por “su giro cómico tan actual y necesario en la situación extraordinaria que estamos viviendo”; y la mención especial a Sin palabras, de Pablo Cañadas, por “su manera de contar en lengua de signos una historia de violencia de género y ofrecernos una lección de vida”.

Los miembros del jurado han sido Alejandra Perea (directora de cine), Nico Fernández (productor y realizador), Ricardo Arqueros (Jefe de estudios de la Escuela de Arte Dramático y Cine de Almería), Juani Gibaja (coordinadora del Plan Municipal de Drogodependencias) y Antonio Sánchez de Amo (presidente de Verdiblanca).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios