Cultura

El guitarrista Rafael Riqueni actuará el día 10 en el Apolo

  • Esta actuación da inicio a una serie de recitales y conciertos con motivo del XX aniversario de la apertura del Real Conservatorio de Música de Almería

El guitarrista Rafael Riqueni ofrecerá un recital el próximo sábado 10 de enero a las 21 horas, en el Teatro Apolo de Almería. El artista sevillano estará acompañado por Pedro Barragán. Patrocinado por Cajamar, organizado por el Conservatorio Profesional de Música de Almería, con la colaboración de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Almería, este recital forma parte de los diferentes actos que organiza el mencionado conservatorio para celebrar el XX aniversario de su fundación.

El concierto de Rafael Riqueni será todo un lujo para los amantes de la guitarra y del flamenco, ya que interpretará más de doce obras suyas, algunas estrenadas precisamente ese sábado 10 de enero.

Se da además la coincidencia de que es la segunda vez que Rafael Riqueni actúa en Almería. La primera fue precisamente hace 20 años, cuando el conservatorio de Almería inició su andadura.

Rafael Riqueni nació en 1962 en la calle Fabié, del barrio de Triana, pero vivió una larga temporada en el barrio de El Arenal, en el mismo edificio donde tenía su casa El Pali. Fue alumno, entre otros, del tristemente fallecido Isidoro Carmona y de Manolo Sanlúcar.

A los catorce años, se alzó vencedor de los principales premios nacionales de guitarra, los correspondientes a los concursos de Córdoba y Jerez. Desde ese momento, es una primera figura. Trabajó con Rocío Jurado, Isabel Pantoja, María Jiménez, Martirio, Romero Sanjuán y Mario Maya, Juan José Amador, la Susi, Paco Taranto, Enrique Morente y otros muchos.

Lo más destacado de su carrera lo ha realizado en solitario, en su faceta de concertista. A finales de los ochenta, se trasladó a Madrid, donde residió largo tiempo. Compuso, en 1989, la música de La reina andaluza, el primer montaje del Centro Andaluz de Teatro (CAT). En 1990, presentó el espectáculo Mi tiempo, en la Bienal de Sevilla, que fue aplaudido por la crítica y el público. Es un músico rompedor, mágico y de una calidad fuera de lo normal. Rafael ha abierto para el flamenco un nuevo camino armónico y conceptual, distinto del que se viene siguiendo hasta ahora, para el flamenco.

Muchas de sus composiciones flamencas están inspiradas en lo que se conoce por nacionalismo musical, y nos recuerdan los más bellos pasajes de Albéniz o turina. En dicha línea está la Suite Sevilla, que grabó e interpreta junto al excelente guitarrista clásico José María Gallardo.

Fruto de su estudio y recuperación del legado musical de los compositores nacionalistas, ha quedado la versión para guitarra de la marcha procesional Amargura, de Font de Anta, himno oficioso de la Semana Santa sevillana. Cuando la interpretó en el teatro de La Maestranza, dentro de la Bienal de 1994, provocó una auténtica conmoción en el auditorio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios