Cultura

Las ilustraciones de 72 artistas llenan de color una nueva edición de ‘Platero’

  • La obra surgida en Roquetas se dio a conocer el viernes en la Biblioteca Municipal del municipio por María Dolores Ortega

La concejala María Dolores Ortega con Mariquina Ramos y Dory Ruiz y parte de los artistas que ilustran la obra. La concejala María Dolores Ortega con Mariquina Ramos y Dory Ruiz y parte de los artistas que ilustran la obra.

La concejala María Dolores Ortega con Mariquina Ramos y Dory Ruiz y parte de los artistas que ilustran la obra. / Diario de Almería

Cuando Mariquina Ramos, responsable de Exposiciones de Roquetas de Mar, ideó la primera exposición sobre Platero y yo-en el marco del centenario de su primera publicación, hace cinco años-, no podía sospechar que este proyecto artístico podía convertirse en uno de los más bonitos y satisfactorios que se han gestado desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento. Un proyecto que ha desencadenado una ola de solidaridad y la creación de una gran familia en torno a un burrito tan entrañable como universal.

El mismo cariño, delicadeza y sensibilidad con el que se ha forjado esta historia pudo palparse el viernes, en la presentación oficial del libro Platero y yo ilustrado. Un acto que estuvo presidido por la concejal de Cultura, María Dolores Ortega, y con la propia Mariquina Ramos y con Dory Ruiz, artífices de este especial volumen, como maestras de ceremonias, además de la intervención de Sol Ravassa, de la editorial SoldeSol responsable de esta edición, y de la prologuista de la obra, Mar Montoya.

Ante una Biblioteca completamente llena, las ‘madres’ del libro desgranaron cómo el proyecto ha ido creciendo y superando todos los límites, pero también todo lo que les ha ido aportando en estos cinco años.

Comenzó la concejal de Cultura. “Fue en 2013 cuando Mariquina me propuso hacer una exposición sobre Platero y yo con motivo del centenario que se cumpliría al año siguiente. Participaron entonces 33 artistas”.

“En 2017, un siglo después de la publicación completa de esta obra de Juan Ramón Jiménez, se organizó la exposición Platero y los artistas, edición completa, con 72 ilustradores. Hoy, esa exposición, que ha visitado tantas ciudades, se convierte en un libro de coleccionista con un fin solidario, ya que todos los beneficios serán destinados a la asociación Argar, que asiste a familias de niños con cáncer”, explicó la concejala de Cultura, María Dolores Ortega.

De hecho, representantes de esta asociación recibieron el primer cheque de mil euros aportado por esta ola solidaria que llenó el acto de agradecimientos. Porque, tal como destacaba Dory Ruiz, “este libro ha permitido conocer la calidad humana de mucha gente”. En primer lugar, por la cesión gratuita de los derechos por parte de cada uno de los ilustradores. En segundo lugar, la ayuda de decenas de personas que han aportado su granito de arena a través del micro-mecenazgo de la obra. Y también, gracias a las empresas Alsa, MRW, ArteGB, las librerías Picasso y Metáfora, donde se puede adquirir desde ya la obra “y que han comprado una gran cantidad de ejemplares”, e incluso la Diputación de Huelva y la Fundación Juan Ramón Jiménez, que han hecho lo propio y mantienen esta edición de “Platero y yo” como parte de sus colecciones destacadas “y como regalo institucional”.

Porque ésta es otra parte de la historia. Lo que nació en Roquetas, la idea de que todos los capítulos del libro fueran ilustrados y recopilados en una nueva edición, ha sorprendido al universo que rodea al autor. Los herederos de sus derechos se han mostrado “absolutamente encantados” con la obra y en el pueblo natal del premio nobel, Moguer, se preguntan, según explicaron las responsables del proyecto, “cómo este proyecto se ha hecho desde Roquetas y no se les había ocurrido a ellos”. Mariquina Ramos tiene la respuesta: “Porque el burrito Platero es roquetero”.

Roquetero y de todos, de cada uno de los ilustradores “que han dado color, volumen, han maquillado al burrito más querido de la literatura española y han hecho que se pueda tocar” -en palabras de Dory Ruiz-, y también de cada uno de los lectores de una obra que “hace conocer a Platero con el alma generosa de un niño”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios