Análisis

césar vargas

La Copa que podría ser

Lo que está ocurriendo hasta ahora parece de justicia divina. La afición, maltratada durante el último lustro por su propio club, con resultados infames y proyectos desastrosos, está saboreando lo que es disfrutar de nuevo con el fútbol. Tampoco es que el equipo vaya líder a ocho puntos del segundo, es cierto, y la temporada no ha hecho más que comenzar, sí, pero los rojiblancos, con su coqueto octavo puesto en Liga, su encomiable entrega y su buen juego están haciendo que su hinchada vuelva a sentirse identificada con sus colores. Tal es el estado de optimismo que se vive en Almería que hasta la Copa ha venido rodada. Esa competición desigual y que parece no interesar a los equipos más modestos está sirviendo para que nos permitamos el lujo de darnos caprichos, también, entre semana. Así, por si no fuera suficiente con golear a Las Palmas el domingo, se le meten otros tres al Reus el jueves. Y, cuando parece que, por fin, toca ponerse serios y pensar en el Albacete, va el bombo el viernes y convierte al Almería en el único club de Segunda en medirse a un rival europeo en dieciseisavos de final. Y, claro, más alboroto para una afición encantada. No es para menos, y es que ha costado lo suyo llegar hasta aquí. Para lograrlo, los equipos de Segunda tienen que pasar dos aburridas rondas que dejan por el camino a la inmensa mayoría de ellos. Una especie de limpieza. Como si sobraran. Lo mismo ocurre con los de Segunda B y Tercera. Casi todos abogamos por un cambio en el sistema de Copa, con equipos de Primera División desde el principio, rondas a partido único en campo del débil y esas cosas que la mayoría de aficionados y periodistas pensamos. No estoy diciendo nada nuevo, lo sé, aunque sí merece la pena pensar en cómo encararíamos esta eliminatoria si supiéramos que no hay un partido de vuelta en El Madrigal y todo se decidiera en el Mediterráneo. Ojalá algún día sea posible. Por el bien de este torneo y, por tanto, del fútbol nacional.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios