DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus y comida: ¿hay relación?

Aunque algunos indicios apuntan a la posibilidad de la ingesta de un murciélago u otra alimaña en China, pudiera ser la causa del nuevo coronavirus COVID-19 y además por las redes sociales ya circula una lista de alimentos que podrían contagiar esta enfermedad, lo cierto a día de hoy es que nada de eso se ha podido confirmar.

Lo único cierto es que la máxima autoridad en seguridad alimentaria para Europa, la EFSA), publica en su página web el 9 de marzo un comunicado esclarecedor en el que se indica que ante la evidencia científica actual los alimentos no son una fuente probable o vía de transmisión del COVID-19.

Marta Hugas, que es la científica en jefe de la EFSA ha declarado: "Las experiencias de brotes anteriores de coronavirus relacionados, como el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV), muestran que la transmisión a través del consumo de alimentos no se produce. Por el momento, no hay evidencia que sugiera que el coronavirus sea diferente a este respecto".

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha dicho que, si bien los animales en China fueron la fuente probable de la infección inicial, el virus se está propagando de persona a persona, principalmente a través de gotitas respiratorias que las personas estornudan, tosen o exhalan.

Los científicos y las autoridades de todo el mundo están monitoreando la propagación del virus y no ha habido informes de transmisión a través de los alimentos. Por esta razón, EFSA no está participando actualmente en las medidas tomadas respecto a los brotes de COVID-19. Sin embargo, están comprobando exhaustivamente la literatura científica para obtener información nueva y relevante.

Con respecto a la inocuidad de los alimentos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido recomendaciones de precaución que incluyen consejos sobre el seguimiento de buenas prácticas de higiene durante la manipulación y preparación de alimentos, como lavarse las manos, cocinar la carne a fondo y evitar la posible contaminación cruzada entre alimentos cocinados y no cocinados. Pero no porque se prevea dicho contagio, sino simplemente como medidas profilácticas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios