Análisis

Francisco G. Luque Ramírez

Derechos humanos

Esfuerzo, superación, perseverancia, igualdad, respeto, deportividad, solidaridad y compañerismo, éxito personal y colectivo... Estos son algunos de los muchísimos valores que transmite, o debería transmitir, el deporte. Sí, aunque actualmente sólo se pueda ver como una manera de entretener a las masas, como un mero negocio o un espectáculo en el que ya queda poca verdad y romanticismo, por culpa de los tentáculos de la especulación, el consumismo extremo, los amaños o el dopaje, el deporte debería ser cuidado para que fuese la mejor escuela de emociones y sentimientos positivos, de desarrollo de relaciones sociales entre distintas nacionalidades, culturas y géneros. El objetivo del deporte no es solamente la obtención de victorias o crear físicos perfectos, también tiene la labor de formar personas. Y esa, sin duda, es la más importante. Para que eso sea posible, para que alguien pueda considerarse una persona formada en valores como los anteriormente citados al comienzo de este artículo, es de obligación absoluta conocer los derechos humanos y, sobre todo, respetarlos. Partiendo de esta base, queda claro que la decisión de la RFEF de llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí fue una auténtica cagada. Y perdonen por la expresión. Que la descafeinada competición española se dispute en aquel país deja claras dos cosas: que ya solamente interesa el dinero y que a nuestra federación no le importa que en ese lugar no se respeten los derechos humanos. Esta situación no debería tomarse a la ligera, porque está muy bonito de cara a la galería hacer campañas contra la violencia en el fútbol, contra la homofobia y a favor de la igualdad. Eso está genial. Pero de nada vale todo eso si luego, a las primeras de cambio, dejamos que abandere nuestro balompié Arabia Saudí, un país en el que el feminismo, la homosexualidad y el ateísmo son considerados delitos. Un país en el que una mujer no puede entrar en un campo de fútbol y les vamos a llevar nuestra Supercopa... ¡Por favor!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios