Análisis

Txabi Ferrero

FF, un acto de fe

Su poder de influencia no pasa por el palmarés, sino por el trabajo y los hechos

Viajar es una cosa y emigrar es otra bien distinta. Los primeros lo hacen por placer. Los segundos, por necesidad. José Luis Mendilibar conoce las diferencias. El Lanzarote opositó al ascenso a Segunda, una como campeón de su grupo, en las dos campañas que le tuvo en su banquillo. El de Zaldíbar, frontera entre Vizcaya y Guipúzcoa, pasó de entrenar a 2.000 kilómetros de su casa a hacerlo a una veintena cuando fichó por el Eibar la siguiente campaña. Los armeros, bajo su dirección y con David Silva, el del Manchester City (a sus 18 años), rozaron el ascenso a Primera con opciones hasta la última jornada. Fernando Lamikiz le puso al frente del primer equipo del Athletic, con un contrato de tres años y llegó a pagar 150.000 euros al Eibar por su rescisión. El vizcaíno, con 44 años, hizo realidad su sueño. Pero la alegría no le duró mucho. Fue cesado tras seis derrotas y tres empates, con una sola victoria, contra la Real, en diez jornadas. Le sustituyó Javier Clemente. Este periodista, conocido del implicado desde su etapa como futbolista del Sestao Sport, le cuestionó sobre la intrahistoria del despido cuando visitó Almería con el Valladolid, al que hizo campeón de Segunda por delante de la UDA de Emery. "Los jugadores no me creían -confesó- porque yo no he jugado en el Athletic".

El ejemplo del técnico del Eibar es de total aplicación al caso de FF, pero en positivo. El zapillero, lateral posicional y racial, llegó a jugar en Liga Nacional juvenil y en Preferente, habiendo dirigido a varios equipos de la provincia, pero no había sido profesional. Esta plantilla le cree, se fía y confía en su método. Su poder de convencimiento e influencia no pasa por el palmarés y prestigio, sino por el trabajo y los hechos. Su caso era un acto de fe, creer sin ver, y ahora es una fe ciega. Ese y no otro es su gran mérito.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios