Análisis

jorge colipe

Generación

Diez años son toda una vida en el mundo del fútbol y casi no hay supervivientes

El anuncio de Gerard Piqué este fin de semana en rueda de prensa, en la que confesaba haberle comunicado a Luis Enrique que dejaba la selección, era un secreto a voces. Ya lo había dejado caer después de la eliminación mundialista y ahora es una realidad. Con Piqué se va uno de los últimos jugadores de aquella generación dorada que tanto fútbol y tantas alegrías ha dado al aficionado. De memoria, solo quedan Sergio Ramos, David Silva, Reina y Busquets de aquel equipo campeón en Sudáfrica 2010. Esto siempre y cuando el nuevo técnico de la Roja quiera que sigan vistiendo la elástica nacional. Sergio Busquets no integró aquel plantel que en 2008 rompió el maleficio en Europa de la mano del recordado Luis Aragonés. Diez años son toda una vida en el mundo del fútbol, y casi no hay supervivientes. El tiempo implacable y que todo lo puede, nos ha recordado que los logros no son tarea sencilla, que es más fácil perder que ganar, y que los campeonatos no se consiguen antes de disputarlos. En ese sentido cada vez toma mayor dimensión un mundial y dos eurocopas, porque en casi noventa años de competición pocos lo han logrado. España le debe un justo reconocimiento a este grupo de jugadores, a Vicente del Bosque y sobre todo a Luis Aragonés. Fue el sabio de Hortaleza el que con sus métodos tal vez poco sofisticados, dotó al equipo de mentalidad ganadora y dejó atrás los complejos y la creencia acerca de cierta maldición que impedía al equipo superar los cuartos de final en un torneo internacional. Después de este equipo que ha malacostumbrado a las nuevas generaciones, solo habrá un mañana que nos conduzca a otras victorias. Los Casillas, Xavi o Iniesta, no nacen todos los días y desde esa orfandad habrá que crear un combinado capaz de dar una vuelta de tuerca a la historia. El elegido, como lo fue en su día en el Barça, es Luis Enrique. El futbol moderno exige dar un paso hacia adelante

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios