Arriesgada pero que muy arriesgada la apuesta de José Gómes en Sabadell. Y le salió bien gracias a Fernando y a Ramazzani. A estos dos jugadores les tiene que estar muy agradecido el técnico portugués, porque salvaron los muebles de un once inédito. ¿Eran necesarios once cambios en el partido del jueves? Se pueden cambiar algunos jugadores, pero como decimos por aquí, ese ataque de entrenador solo se da cuando afrontas un partido de copa o una pachanga de entre semana, no en un partido donde en juego hay tres importantísimos puntos. Pero le salió bien y hay que felicitar al equipo y al entrenador por esa victoria, in extremis, pero victoria que al fin y al cabo es lo que cuenta. Una victoria sostenida por dos jugadores que fueron el pilar de la misma. Fernando, que volvía a la portería y que le detuvo en un momento crítico para el equipo un penalti, y a Ramazzani, este joven jugador rojiblanco que demostró las ganas que tiene de que José Gomes cuente con él, por su desparpajo desde el pitido inicial, y que, visto lo visto hasta ahora, le da algo distinto, muy distinto al equipo y que habrá que tener muy en cuenta. Habrá quien diga o piense que es muy joven y que hay que tener paciencia. Hay que ser valiente y apostar por un jugador, independientemente de la edad que tenga, porque es capaz de cambiarte un partido. No voy a poner ejemplos, porque los hay y muchos, pero creo que este año estamos ante el descubrimiento de un jugador que a poco que el entrenador le de confianza y oportunidades, nos lo va a devolver con creces.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios