Lo que hubiera dado por escuchar la opinión de Turki acerca del partido que hizo su equipo en Elche, rodeado en su palacio de jugadores de la selección argentina, entre los que se encontraba Messi, que imagino que también pasaría un mal trago. Con toda la buena voluntad del mundo Turki invitó a estos jugadores a ver un partido que fue malo por parte del Almería, maquillado por el gol de Owona en los minutos finales. ¿Qué pasaría por la cabeza de Turki? ¿Qué le diría a Messi? Pienso que los jugadores del Almería dejaron en muy mal lugar a su presidente en Elche. No sé si sabedores o no de que Turki iba a estar muy bien acompañado en casa, pero vaya espectáculo. Es evidente que no tienen por qué saber si Turki ve los partidos solo o acompañado, no deben de pensar en eso, pero también tienen que pensar que delante de los televisores o con un pinganillo en el oído hay muchísimos seguidores del equipo rojiblanco y es por ellos por los que tienen que partirse la cara, jugar al fútbol y ser competitivos. Al igual que en las primeras jornadas todos coincidíamos en que la afición se sentía orgullosa de su equipo, ganando partidos y ofreciendo buen fútbol, de un tiempo a esta parte la afición no tiene las mismas sensaciones y jornada sí y jornada también ve cómo pasan las semanas y su equipo no es capaz de ganar, de volver a jugar como al principio. Por eso estoy convencido de que esa misma pregunta se tiene que estar haciendo Turki, en la distancia, ¿por qué? Pues no lo sabemos, pero lo que sí que es cierto es que Turki lo tuvo que pasar mal el otro día rodeado de jugadores de la selección argentina, a los que invitó para que vieran el partido junto a él y disfrutar de una buena y tarde de fútbol, pero no fue así y seguro que pasó un mal rato.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios