Resulta sorprendente el contraste que la UD Almería muestra entre muchas de sus facetas desde que llegó la nueva propiedad. Mientras algunos ámbitos del club se han profesionalizado hasta el extremo, otros siguen recordándonos a aquella entidad de Alfonso García en la que daba igual ocho que ochenta. La campaña de abonos es un buen ejemplo de ello. Es difícil explicar que un club con la capacidad económica de este propietario y la visión empresarial de sus directivos haya diseñado una campaña de abonos como la que está llevando a cabo el Almería.

La subida de precios en mitad de una crisis tan acuciante como la actual podría pasarse por alto teniendo en cuenta que el nivel de la plantilla ha aumentado considerablemente con respecto al de la última renovación de abonos -aún en época alfonsiana- y que el incremento de la tarifa, realmente, no es excesivo. Las formas de presentarlo, con un escueto vídeo y sin mayores explicaciones, tampoco fueron las mejores. Pero lo que de verdad clamó al cielo fue la forma de proceder con el dinero que se nos debe a los abonados por los partidos a los que no pudimos acudir en la 2019/2020. Lo que tenía que ser una compensación se ha convertido en un castigo por el cual se obliga al socio a hacer una cola kilométrica de varias horas, en pleno mes de julio, con la quinta ola de la COVID-19 merodeando, para comprar un producto desfasado y, en muchos casos, tener que aportar dinero de su bolsillo si el descuento no es lo suficientemente elevado. Ni rebaja en el abono ni posibilidad de canjear el vale por internet y en un plazo de tiempo razonable. Una chapuza difícil de perdonar.

Y en estas estamos. Pagando el carnet más caro de los últimos años y viéndonos obligados a perder salud, tiempo y más dinero si no queremos regalar un importe que nos corresponde. Ni es un regalo ni es un detalle. Es nuestro dinero y nos pertenece. O nos pertenecía. Porque las mentes pensantes del club rojiblanco opinan otra cosa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios