Análisis

francisco andrés gallardo

La que divierte

Por una vez Andalucía, la que divierte, se ha pronunciado por su cuenta y ha eclipsado a vascos y catalanes de los informativos. Al menos por unos meses lo que se cueza por el Sur va a ocupar los informativos y va a preocupar en Madrid. E incluso en Bruselas. Ha sido una de las intenciones lanzadas con saña por un electorado imprevisible. Es curioso ver esos noticiarios ingleses, franceses o portugueses ilustrando con una bandera española gigantesca la actualidad de las elecciones andaluzas. El trato a la bandera, con los mocos de Dani Mateo, ha agitado en estas semanas un voto de cabreo por sentimiento de exclusión y trazos maximalistas que nadie había olido. La expulsión de Díaz de San Telmo se ha masticado por las bravas, con ese personalismo suyo tan injustificado y sobredimensionado que se ha llevado por delante el cómodo margen socialista germinado desde hace lustros como macetas de geranios.

La miopía de medios madrileños tan influyentes como La Sexta ha sido clamorosa. Y ha sido por la carencia de voces y puntos de vista andaluces durante años, tras tantos meses de abuso de esos insufribles analistas catalanes, afectados y pitagorines, pagados por el independentismo. Hem tingut prou.

Y del olvido y el vacío en Canal Sur, qué decir. Han sido años de copleo vergonzante y de un uso de los recursos públicos sonrojante, entre una plantilla desmotivada y un puñado de productoras afines que tendrán algún día que responder dónde han ido a parar tantos millones. Una programación sin repercusión, sin incidencia, sin influencia, con Juan y Medio diciéndonos lo de "ladran, luego cabalgamos". En plena conmoción el matinal de ayer entrevistaba a Abraham Mateo cuando la presidenta en funciones acudía a su comparecencia. Con una eterna dirección interina, con pasteleo entre PSOE y PP, la RTVA se ha llevado el quinquenio susanista con centralismo, toros, santos, tintorro y copla. Si la derecha quiere hacer ahora una televisión andaluza aún más reaccionaria es para abonarse a Netflix y tirar la antena.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios