Análisis

aarón martínez

El enigma Sadiq

Esa tendencia a rizar el rizo en cada jugada repercuten en algunas críticas al delantero

Después de la tormenta de Leganés, llegó el fútbol en Málaga, pero todo se desvaneció contra el Rayo Vallecano con el gol de Bebé. Una de las noticias negativas de esta serie de encuentros en Semana Santa ha sido el rendimiento de Umar Sadiq, el cual vuelve a dejarnos contrariados, tal y como ocurrió en sus primeros pasos. Quizás por no ir finalmente con su selección, en un efecto contraproducente para los intereses unionistas, o quizás por una simple racha negativa. Lo que es evidente es que el mejor Umar Sadiq necesita del mejor Almería, y viceversa. No sabemos si fue antes el huevo (mal momento del nigeriano) o la gallina (mal momento del equipo). Lo que está claro es que, a cinco puntos del ascenso directo, ambas partes tienen que despertar ante las citas que vienen, siendo la primera el duelo contra el Zaragoza.

La importancia de un jugador como él nadie la va a discutir a estas alturas, pero algunos errores y esa tendencia a rizar el rizo en cada jugada repercuten en algunas críticas al delantero. Algunos han pedido ver a Juan Villar en el once, ya sea como único delantero o como pareja de baile de Sadiq en un cambio de dibujo con dos delanteros. El gol en La Rosaleda maquilla unos números pobres del atacante, que distan mucho de ese Sadiq dominante y determinante de finales de 2020 y principios de 2021. En esas semanas, marcó diez tantos y dio una asistencia en nueve encuentros. Comparando, en sus últimos nueve partidos, ha anotado cuatro goles y ha dado también una asistencia. Parece un recuerdo lejano esa versión del futbolista de Kaduna. Ese Sadiq era la guinda a un juego que rozaba la perfección en una culminación casi artística en forma de manita al Alavés en la Copa del Rey. Un delantero que era la referencia y el faro de un Almería apisonador. Volver a contar con ese ariete es uno de los argumentos de peso para poder pelear por el ascenso directo. El enigma Sadiq, caso sin resolver.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios