Análisis

aarón martínez

Ese extraño elemento llamado Sadiq

Sadiq debe acompañar su capacidad de regate con mayor influencia en el área

El añorado Andrés Montes apodaba a Robert Horry como «ese extraño elemento». Un jugador que ganó siete campeonatos de la NBA y era esa pieza imprescindible que servía para potenciar a sus compañeros en la pista. José Gomes ha encontrado esa figura en Umar Sadiq. La referencia en ataque del equipo indálico es un jugador díscolo, inidentificable por momentos. Una rara avis que, con su forma de correr y de gesticular, provoca un efecto contrario de lo que sus caras pueden decir, teniendo un cierto carisma entrañable. En su corta etapa como rojiblanco, se encuentra en varias contradicciones permanentes. Juega de nueve, pero le gusta caer a la banda izquierda, por tramos, de manera excesiva. Lo que es cierto es que con ese movimiento mueve a los centrales rivales dejando huecos por el centro. Aunque aquellos que a estas alturas esperan un nueve goleador en la figura de Sadiq viven equivocados. Otra incongruencia es medir 192 centímetros y no tener un buen remate de cabeza. No obstante, en Oviedo hizo uno de sus mejores partidos con la elástica unionista, tirando desmarques a la espalda de la defensa carbayona. Algo que aprovechó a la perfección Morlanes, cuya precisión en los balones en largo fue aprovechada por el delantero nigeriano. De esta conexión nació el penalti a favor del Almería. Ya es el cuarto que provoca Sadiq en lo que llevamos de curso. La continua creación de peligro a su alrededor se contrapone con la poca claridad que está teniendo a la hora de encontrar portería. La faceta más goleadora de Corpas le está salvando de tener el vocerío crítico de la afición. No obstante, le queda un amplio margen de mejora. Su arrancada y capacidad de regate (34 completados, siendo el que más de la plantilla) debe ser acompañada de una mayor influencia cerca del área. No me cabe ninguna duda que el mejor Sadiq está por llegar. Ese extraño elemento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios