Análisis

juan manuel martín robles*

La familia artero en Nueva York

Partiendo de la idea de que había "dos viajes que es preciso hacer si aspiramos a comprender el mundo en el que vivimos y su momento histórico. Oriente y Occidente, pasado y futuro, son las dos claves del presente que es hoy", Artero organizaba para la Navidad de 1972 el primer gran viaje familiar. El destino elegido, como representación del "futuro", fue Nueva York.

En palabras del propio Artero, «la ciudad utópica hacia la que camina irremisiblemente el hombre occidental».

En la gran urbe norteamericana pasarían Artero, su esposa y sus cuatro hijos mayores (José María, Ángela, María del Mar y Jorge) un total de once días, durante los cuales pudieron conocer buena parte de la ciudad y sus principales atractivos. De todo lo visto y vivido dejaría constancia Artero a través del objetivo de su cámara fotográfica. Una Canon EX-EE que iría cargando aleatoriamente, puesto que las visitas de cada jornada no se preveían con anterioridad, con película en color y en blanco y negro de diferentes calidades.

Los rascacielos neoyorquinos, el particular skyline de la ciudad y sus principales edificios y espacios emblemáticos -Wall Street, Chinatown, Central Park, el MET y el Guggenheim, la Estatua de la Libertad, el Federal Hall National Memoriall o la iglesia de la Trinidad- quedaban capturados por Artero, configurando equilibradas composiciones en las que, ajeno en parte a las personas que allí aparecen, la arquitectura, el mobiliario urbano y las luces se convertían en elementos esenciales.

Testimonio de la importancia que para Artero tuvieron los viajes familiares, unos meses después, del 16 al 31 de mayo de 1973, la Librería Cajal de Almería acogía la exposición 'La Familia Artero en Nueva York'.

Una selección de 45 fotografías en blanco y negro y 10 en color calificada por Manuel Falces en La Voz de Almería como un «expresivo y brillante reportaje gráfico digno de contemplarse».

*Director de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios