Análisis

Pablo Martínez -Salanova Peralta

La final más larga del mundo

La vuelta de la Copa Libertadores apunta al 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu

El penalti más largo del mundo. Aquella película española en la que Fernando Tejero hacía de Fernando Tejero haciendo de portero no pasó a la historia. Es más, hubo otra anterior, Días de fútbol, en la que salía también Fernando Tejero haciendo de Fernando Tejero, pero que no hacía de portero, y para mí que eran la misma.

Total, que en la película del portero, el susodicho tenía la gran responsabilidad de parar un penalti que llevaría a su equipo, de Tercera Regional, a ascender de categoría por primera vez en su historia.

El caso es que el partido acaba siendo suspendido justo antes de lanzar la pena máxima porque un grupo de hinchas indignados con el árbitro invaden el campo. Al final, el penalti se tendrá que lanzar, pero al domingo siguiente, tiempo durante el cual se desarrolla toda la trama. La verdad es que no me acuerdo de nada, porque lo de "Sit down, Manolito" para que el cerdo se sentara era en Días de Fútbol.

Casualmente, la película está basada en el relato El penal más largo del mundo, del escritor Osvaldo Soriano, que era natural de Argentina, país que está viviendo el superclásico más largo del mundo. La final de la Libertadores se lleva disputando desde el 10 de noviembre, día en el que se suspendió el partido de ida por la lluvia y que se jugó al siguiente. Tras el empate a dos goles entre River y Boca todo quedaba para el partido de vuelta, pero tras los altercados del pasado sábado también se suspendió, sin que por ahora se haya decidido, oficialmente, ni la fecha ni el sitio en el que va a tener lugar. Parece que está claro que será fuera de territorio argentino, cuna de gente maravillosa capaz de regalar al mundo las empanadillas criollas, pero a la que, por otro lado, se le va un poco la cabeza con la emoción del fútbol.

La cosa apunta al Santiago Bernabéu, para el 9 de diciembre, casi un mes después desde que empezara todo. Por si pensaban que escuchar disertando a Jorge Valdano era lo más pesado que Argentina nos podía tener reservado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios