Análisis

paco gregorio

El fútbol que yo mamé

El márketing cambió un día la nomenclatura del fútbol y la esencia de las posiciones se esfumó

En el fútbol que yo mamé (las leches de fórmula estaban en desarrollo) el número 1 era el portero, y no el 13. En el fútbol que yo mamé el 2 era el defensa diestro y el 3 el zurdo, ni siquiera se les designaba como laterales o carrileros. Esa moda al parecer empezó a imponerla Gordillo con sus desaforadas subidas por la banda. En el fútbol que yo mamé el 4 era el central posicional, ese capaz de levantar dos metros a cualquier delantero que merodease sus dominios, mientras que el 5 estaba reservado al central estiloso, de buen trato de balón, lo que hoy se designa con 'salida aseada' de pelota. En el fútbol que yo mamé incluso existió durante un tiempo la figura del libre, bastante preconizada en la potente Alemania de los 70 y principios de los 80 con jugadores como Franz Beckenbauer, Lottar Matthäus o Matthias Sammer, ya en los 90, cuando dicha posición daba sus últimos coletazos. En el fútbol que yo mamé el 6 era el mediocentro rudo y aguerrido, el 'leñero' de turno, una transmutación del 4 en la zona ancha, a quien hoy en día identificaríamos precisamente con Casemiro, que lo luce en el Real Madrid. En el fútbol que yo mamé el 10 no lo portaba cualquiera, estaba reservado para el crack del equipo, el centrocampista total que dentro del encorsetado 1-4-4-2 era capaz de moverse por todo el campo, con visión global de juego, pero sobre todo con mucho gol llegando desde atrás: Maradona o Messi. En el fútbol que yo mamé los extremos eran tales y siempre buscaban apurar la banda para sacar centros al área. De defender ya se preocupaban otros. El 8 era para el extremo diestro, mientras que el 11 era propiedad del zurdo. En ese fútbol que yo mamé el 7 solía portarlo el ratón del área, ese ariete habilidoso que era capaz de hacerle un roto a cualquier zaguero, pongamos que hablo de Butragueño. Y el 9 era el delantero centro, el matador, nada de falsos 9 ni gaitas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios