Los arbitrajes sufridos en las últimas jornadas tienen su parte positiva (o menos negativa) para el Almería, utilizando los mismos como escudo para tapar el mal juego en el momento decisivo de la temporada. Focalizar en el VAR sería de necios y es de suponer que ni en el propio vestuario se hace y sí buscando soluciones para solventar el peor momento del curso tanto de resultados como de juego. Como decía Miguel Rivera, las excusas son para los débiles y en la zona de influencia de la plantilla indálica hay bastante que mejorar, sobre todo para un equipo que pretende campeonar. Cinco puntos de los últimos 18 no son frutos de la casualidad ni consecuencia de los arbitrajes, sino de la causalidad de la involución en el fútbol tanto colectivo como individual. Ningún jugador está cerca de su mejor versión, siendo la causa de las rotaciones en la segunda línea de ataque lo que influye de manera directa en el juego del equipo, sobre todo si se trata de Sadiq o Corpas. Los guarismos no engañan y éstos indican que los equipos menos goleados son los que acaban en las dos primeras posiciones; el Almería es el que más encaja de la zona alta y de ahí mucho de los males. Balliu, Maras, Cuenca y Akieme son algunas de las piezas más codiciadas del campeonato y la línea que forman está lejos de ser la que debería. En ataque la circulación se ha evaporado, quedando a expensas de ramalazos de la potente plantilla. Y Gomes no termina de dar con la tecla de solventarlo, por no hablar de las soluciones cuando el rival, que ya le ha cogido la matrícula a la UDA, le presiona arriba. El luso tampoco ha encontrado un estilo alternativo para cuando toca cambiar, por no hablar de las sustituciones, que rara vez mejoran a lo que hay. Todo va a quedar a expensas de una promoción que no gusta nada en un vestuario que se estrella en los partidos ante los rivales directos y que va a tener el fantasma de hace un año. Es lícito excusarse en conspiraciones, que son el daño de los arbitrajes, más que las propias acciones no señaladas...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios