Análisis

chema fernández

Es necesario traspasar la línea roja

Decía Corona que las necesidades del primer equipo estaban más que cubiertas, con 25 fichas y hasta tres o cuatro jugadores en determinados puestos, dando a entender que alguno ya estaba sobrando. Pero no vamos al caso. También hizo referencia al filial, cuando se le preguntó acerca de la necesidad de reforzarlo para mantener una plaza que tanto costó la temporada pasada conseguir y que está más cerca de perderla que de mantenerla. Hay unas directrices marcadas con relación al patrón con el que se confeccionó esta temporada la plantilla del Almería B y van a hacer todo lo posible por no traspasar esa línea roja, la de dotar al equipo de Esteban Navarro de futbolistas que por su edad puedan ayudar al primer equipo, entiéndanse menores de 23 años. Esa política no le ha dado resultado hasta ahora. Ahí están los paupérrimos números del filial, condenado a sufrir. Para Segunda B no basta con un grupo de jóvenes e ilusionados jugadores que lo dan todo. No es suficiente y Corona lo sabe porque ya se lo ha dicho Esteban, que al ser preguntado siempre coincide en lo que todos, en que a esta plantilla le falta experiencia. De ahí que Corona deba de plantearse el futuro del filial de otra manera, ya que si tiene cubiertas las necesidades del primer equipo, debe romper moldes con el filial y apostar por jugadores que a gritos pide el entrenador, con experiencia, si quieren que el B permanezca en Segunda B. Está claro que trayendo jugadores con 25, 26 o 27 años nadie te garantiza nada, hay que dejarle muy claro cuál va a ser su rol en el filial, para que luego no se lleven a engaños y eso no es fácil de encontrar. Sacar a un "veterano" de un equipo para traerle a un filial sin opciones de formar parte del primer equipo no es tarea fácil, pero hay que buscarlo, peinar el mercado y dotar al filial de esos jugadores con experiencia que le den solidez a Esteban Navarro y armas para luchar por una permanencia que sin veteranía va a ser complicada. Las necesidades del filial son palpables: experiencia, tablas y dejarse de líneas rojas y demás.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios