De negocio a servicio público

Las áreas rurales continúan despoblándose y una parte de ellas corre el riesgo de desaparecer. A nadie se le escapa que el mayor causante del deterioro de la vida rural es el empleo. El mayor pegamento para un pueblo son los puestos de trabajo y esto es precisamente lo que ha hecho que municipios que hace unos años tenían una treintena de niños en el colegio, porque sus padres tenían trabajo allí, hoy se cuenten con los dedos de una sola mano o incluso hayan desaparecido. Los alcaldes son conscientes de la realidad. Sin embargo, NADIE impulsa un plan serio, comprometido y responsable para evitar la muerte que se vislumbra. La realidad de los pueblos pequeños no tiene que ver con la infancia, sino con la gente mayor que es la que está. Personas que en su mayoría viven solas (con hijos asentados en municipios donde hay trabajo) y para los que la tienda de comestibles, mejor dicho la tienda para todo, más que un negocio es un servicio público. Es aquí donde quería llegar, para EXIGIR a los alcaldes medidas de ayuda para evitar que estos comercios desaparezcan. Sin empleo, sin niños y sin tienda el pueblo muere ante la impasividad de los dirigentes políticos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios