Almería, 10 de junio de 2021. Estimado Piñeiro, quiero creer que hasta la fecha la nueva dirección deportiva de la UDA que llegó de la mano de Al-Sheikh ha tenido que trabajar contrarreloj. El primer verano porque la compra se produjo con la pretemporada ya en marcha y el segundo porque la campaña se prolongó en exceso por los impedimentos derivados de la pandemia. Este verano toca hacer una reflexión interna y, como bien apuntas, asumir que aparte del negocio un equipo se construye haciendo vestuario y para eso es fundamental contar con futbolistas veteranos que aporten su experiencia. Quiero pensar que a Rubi se le dejará cierto margen de maniobra para que pueda traer dos o tres jugadores de su confianza y que si las ventas salen como está previsto y dejan pingües beneficios, ese margen salarial sea reinvertido de forma inteligente. PD: Para no empezar la casa por el tejado, en efecto lo mejor es apuntalar una zaga férrea.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios