Análisis

christian moya

Ocho puñales

Después de la tormenta suele llegar la calma, aunque no parece precisamente un buen sitio para refugiarse el Carlos Tartiere tras la debacle de Villarreal. Se le puede restar importancia e incluso parecer anecdótico por la alineación llena de jugadores con pocos minutos en liga, futbolistas que jugaban después de lesiones de larga duración y algunos subidos desde el filial. Aunque encajar tantos goles remueve todos los cimientos por pocas esperanzas que se tuviesen de pasar la eliminatoria. Al equipo de Fran Fernández se le atisban varios parámetros que evidencian el estancamiento de unos futbolistas que cabalgaban hacia lo épico y que poco a poco han vuelto al lugar que se les presuponía a comienzo de temporada. Si bien antes no había que lanzar las campanas al vuelo ahora conviene no ser tremendista. La goleada encajada en Copa del Rey está en el subconsciente de los futbolistas hayan jugado o no, sean los titulares o los del filial, y la única manera de quitárselo de la cabeza es haciendo un gran encuentro ante el Real Oviedo. Volverán a jugar los once de siempre y lo que se espera es que no se impregnen de la mala imagen que dio el equipo el miércoles, para ello se necesita una buena dosis de carácter y descaro. Los ovetenses han comenzado la temporada de manera irregular lo que está dejando muy cuestionado a Juan Antonio Anquela. Al no dar con la tecla el veterano entrenador optó hace unas semanas por cambiar el sistema y jugar con tres centrales y dos laterales de largo recorrido, de esta manera el Real Oviedo se está intentando convertir en un conjunto más conservador y vertical en la zona de ataque. También es significativo la cantidad de bajas que está teniendo, lo que le ha llevado a fichar en los últimos días al exjugador del Almería Omar Ramos que se encontraba sin equipo. Todas estas dificultades unidas a la siempre exigente necesidad del equipo asturiano de volver a la máxima categoría provocan una situación de descontento social y presión difícil de convivir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios