DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El medio y el ambiente

Abraracúrcix, asterix y panorámix

Es uno de los personajes más importantes de la aldea, ya que es astuto y sagaz, y es el "ojo derecho" de Panorámix

En la colección Astérix y Obélix hay gran cantidad de personajes que habitualmente aparecen en la misma, pero de entre todos entresaco a: Abraracúrcix, el jefe de la aldea; es el líder de la misma y es amado y respetado por todos; Astérix es un pequeño guerrero. Es uno de los personajes más importantes de la aldea, ya que es astuto y sagaz, y es el "ojo derecho" de Panorámix, el cual, es el druida de la aldea. Los tres son muy diferentes entre si, pero los tres tienen algo en común: tienen auctoritas en la aldea.

Los romanos decían que: "Ostenta la auctoritas aquella personalidad o institución, que tiene capacidad moral para emitir una opinión cualificada sobre una decisión. Si bien dicha decisión no es vinculante legalmente, ni puede ser impuesta, tiene un valor de índole moral muy fuerte. El término es en realidad intraducible, y la palabra castellana "autoridad" apenas es una sombra del verdadero significado de la palabra latina". (El párrafo anterior está entrecomillado porque lo he copiado al pie de la letra de la Wikipedia, y lo digo porque éste no es un trabajo inédito de investigación, ya que en los trabajos inéditos de investigación, no tengo ni idea de si se entrecomilla lo que se copia o no y tampoco tengo yo ganas de meterme en camisa de once varas).

Bueno, a lo que iba, que con las comillas me disperso (ahora entiendo por qué dicen que hay investigadores que no las usan: pierden la concentración) y lo que yo quería decir es que en estos momentos, en la parte española de la Hispania de aquella época, la auctoritas no está en sus mejores momentos. No se puede decir que "proliferen por doquier" los dignatarios, sino más bien los dirigentes. De hecho, en el lenguaje coloquial se le llama dirigente desde al presidente de un gobierno, al presidente de una cofradía, pasando por el presidente de una empresa o por un director de hospital o un rector, citados todos con el respeto que se merecen. Y ahí radica una parte muy importante del problema que padece nuestra sociedad: como consecuencia de los casos que se están dando de plagios, en lenguaje estudiantil copieteo, los maestros, en el sentido amplio de la palabra, corren el peligro de perder la auctoritas que siempre han tenido sobre los alumnos. A lo mejor lo que hay que explicarles en la clase de ciudadanía o de ética es lo que ocurre en USA o en Alemania cuando uno copia sin avisarlo. ¡Nunca es tarde para subir el nivel ético de una sociedad!, porque lo que no se puede hacer es seguir siempre "de culo y cuesta abajo".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios