El callejón del gato

Adios a Hernando

Para el Senado las papeletas son abiertas y según dicen las encuestas es muy probable que el PP sólo consiga un senador

Rafael Hernando ha sido diputado por Almería desde el año 1993. Ningún almeriense, del partido que sea, ha logrado permanecer tanto tiempo representando a nuestra tierra en las Cortes de España y ya es hora de decir adiós a Rafael Hernando. Si alguien es capaz de señalar un solo gesto de este señor que suponga algún beneficio para Almería, en los 25 años que lleva de diputado gracias al voto de los almerienses, que lo ponga sobre la mesa. Un hombre al que hemos visto tan cerca del banco azul, pegado a Mariano Rajoy cuando éste era presidente del Gobierno, no ha utilizado esa cercanía con el poder para corresponder con un mínimo detalle que fuera productivo para la provincia de la que se ha estado sirviendo para mantenerse en el escaño. Yo dría más bien que todo lo contrario. Repasando la hemeroteca basta con recordar su posición negativa cuando se produjo el tapiado de los túneles que se construyeron para el tren de alta velocidad tan necesario para que salgamos del aislamiento que padecemos. Si no tenía valor para objetar una actuación del Gobierno que nos perjudicaba, al menos podría haber permanecido callado pero lo primero que dijo, para justificar el tapiado, fue que los túneles estaban en medio del campo. No sé dónde quería que se hicieran las obras para enlazar Almería con Murcia. A semejante estupidez añadió en una rueda de prensa que se trataba de "un derroche sin sentido", que las obras tienen que ser "útiles al interés general especialmente cuando la inversión, como en este caso, asciende a 800 millones de euros", y que eran "obras faraónicas disparatadas aunque algunos insensatos siguen defendiendo esas cosas". En su opinión, no era de interés general invertir 800 millones en unas obras tan necesarias para la provincia que representaba en el Congreso, tratándonos de insensatos a los almerienses que reivindicamos la llegada del AVE. Se comprende que los partidarios del PP no hayan tenido más remedio que votar la papeleta donde aparecía su nombre por tratarse de listas cerradas al Parlamento. Para el Senado las papeletas son abiertas y según dicen las encuestas es muy probable que el PP sólo consiga un senador. Sería lamentable que, por el hecho de que lo hayan colocado el primero, siguiera representando a Almería con unos modales que no nos caracterizan, dejando fuera a cualquiera de los dos almerienses que le acompañan en la papeleta. Los votantes del PP sabrán a quien eligen poniéndole la cruz.

.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios