Almería, una isla

Las graves deficiencias en la red ferroviaria están afectando gravemente al desarrollo de la provincia

Estimados lectores, lunes, festividad de la Virgen del Rosario. Cuando las palabras han dejado de corresponderse con realidades objetivas, no parece de gravedad tomarse algunas libertades con el lenguaje. El día 2 de octubre, en la sede social del Colegio Oficial de Graduados Sociales se llevó a cabo una sesión de trabajo de la Comisión Permanente de la Mesa del Ferrocarril, en defensa de los intereses generales y sociales de la ciudadanía de la provincia de Almería, copresidida por el Presidente de la Mesa José Carlos Tejada y la Presidenta del Colegio profesional María del Mar Ayala Andújar.

La Mesa realizó una memoria de las actividades llevadas a cabo en estos cuatro años de recorrido, y aun habiéndose conseguido de forma satisfactoria que las distintas Administraciones Públicas no se olviden de lo que representa disponer de ferrocarril, necesario para la proyección socio - económica de la provincia de Almería, a fin de no quedar como una "isla" desconectada a nivel comunicativo de Andalucía, España y Europa a nivel turístico y empresarial, especialmente, en este último sentido de las industrias agroalimentarias y hortofrutícolas y de la industria de la piedra.

En el análisis y valoración de la Mesa del Ferrocarril quedó expresada, que no ha tenido más objetivo primordial, que aunar esfuerzos de toda la ciudadanía y el tejido social y empresarial almeriense para que Almería, una provincia históricamente agraviada a nivel político, deje de ser la peor comunicada por tren con toda Andalucía, Murcia y España, no habiendo avanzado, sino al contrario, las conexiones actuales y la red solo arroja registros negativos.

Las graves deficiencias en la red ferroviaria están afectando gravemente al desarrollo de la provincia de Almería y por ende a la empleabilidad, ante un menor incremento económico de los sectores hortofrutícola y de servicios, por lo que, se seguirán organizando actividades para seguir concienciando a la sociedad almeriense para que se identifique con las demandas de la Mesa del Ferrocarril y evite que Almería no quede definitivamente como una "isla" dentro del concierto económico e incomunicada de otras partes de España.

Indignación por los retrasos del soterramiento en la zona de los Molinos y el pésimo estado de la estación en Huércal de Almería, y establecimiento de la Estación de Renfe como BIC para evitar un uso indebido. Este IV aniversario de la Mesa acrecentará su carácter reivindicativo, ante una situación nada halagüeña del futuro mediato de la red ferroviaria. Paz y Bien.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios