Al pie de la Sabina

Andalucía sin rumbo

Los almerienses hemos sobrevivido a estos tres años de Moreno Bonilla, pero pagando un alto precio

El tercer aniversario de la llegada de PP y Ciudadanos a San Telmo ha pillado al Gobierno andaluz con la cabeza puesta en una nueva convocatoria electoral. No se puede decir que la efeméride le haya pillado trabajando, porque nada nuevo ha sido capaz de construir este ejecutivo en tres años. Muy al contrario, a lo único que hemos asistido en este tiempo ha sido al deterioro de los servicios públicos. En Almería hemos sobrevivido a estos tres años de Moreno Bonilla, pero lo hemos hecho pagando un alto precio: perdimos el Hospital de la Cruz Roja, perdimos el Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial del Puerto, perdimos el Centro de Actividades Náuticas y vimos cómo desmantelaban el albergue de Inturjoven. Todo ello se ejecutó con el silencio cómplice del alcalde de Almería, que prefirió complacer a sus compañeros de partido antes que defender a los vecinos de la capital. En el resto de la provincia, también hemos perdido en el centro de menores de Purchena y hemos visto cómo se cerraba el centro de estancias diurnas de Fiñana. Con ser larga, la lista de pérdidas no termina aquí. A lo que teníamos y se ha cerrado, hay que sumarle los proyectos que estaban en camino y de los que no se ha vuelto a saber nada, como el centro de consultas externas proyectado en Torrecárdenas o el PET-TAC que iba a llegar para mejorar la atención de los enfermos oncológicos. En estos tres años, en Almería no se ha planificado ni un solo centro educativo nuevo y no se ha abierto ni un solo centro de salud. Tampoco se han proyectado nuevas infraestructuras hídricas. Por no tener, con Moreno Bonilla los almerienses ya no tenemos ni planes de futuro: ya no se habla de la Ciudad del Cine, de la rehabilitación del Castillo de Vélez Blanco o de qué va a pasar con la Autovía del Almanzora entre Purchena y Baza; no dice nada de la nueva desaladora que necesita la comarca del Almanzora y no hay nada concreto para avanzar en un nuevo acceso a la capital. En definitiva, en estos tres años de desgobierno nadie se ha dedicado a defender los intereses de nuestra provincia; nadie, salvo el PSOE, que es, hoy por hoy, la única opción posible para impedir que las derechas sigan gobernando en Andalucía y destruyendo todo lo que toquen.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios