Opinión

Ayudas que crean empleo

La Junta apoya la renovación de ventanas en un edificio antiguo con un 30% de su coste

Nuestra prioridad es el empleo. Esta frase, que escuchamos, a menudo, de boca de la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, se ve refrendada por los hechos un día sí y otro también. La última ocasión de comprobarlo la hemos tenido esta semana al conocer que la Junta abrirá el próximo 15 de mayo el plazo para que los ciudadanos, las pequeñas empresas y las entidades locales soliciten las nuevas ayudas a la mejora energética de edificios e infraestructuras, lo que permitirá relanzar la actividad y el empleo en uno de los sectores más afectados por la crisis económica.

Esta convocatoria, dotada con 163,7 millones de euros para los próximos cuatro años, financiará una parte importante del coste de proyectos de construcción sostenible y renovación de instalaciones de aislamiento térmico, iluminación y climatización, entre otros. Dentro de esta iniciativa, llamada Programa de Incentivos al Desarrollo Energético Sostenible 2017-2020, la primera línea de apoyo, correspondiente a la construcción sostenible, cuenta con un presupuesto de casi 76 millones de euros para el conjunto de Andalucía. Esta línea respalda inversiones a partir de los 500 euros. Para que cualquiera se pueda hacer una idea, la Junta apoya la renovación de ventanas en un edificio antiguo con un 30% de su coste, si se acompaña de un aislamiento el incentivo sube al 45% y si se trata de obras de energías renovables las ayudas pueden alcanzar el 85%. Se trata, por lo tanto, de una iniciativa que va a repercutir directamente en la mejora de miles de hogares andaluces y que, además, tal y comentaba, va a suponer la creación de numerosos puestos de trabajo. Junto a la 'Construcción Sostenible', las otras dos líneas de ayuda, que también se convocarán antes del verano, son las de Pyme Sostenible, dirigida a impulsar un cambio de modelo energético en las pequeñas y medianas empresas, y Redes Inteligentes, para iniciativas de eficiencia y ahorro en las ciudades andaluzas. El desarrollo de todas estas ayudas conllevará en Andalucía el desarrollo de 50.800 obras en los próximos cuatro años, que supondrán un ahorro en la factura energética de 1.400 millones y la creación de 23.500 empleos hasta 2020. Se trata de unas cifras que, sin duda, convierten este programa de incentivos en una herramienta de primer orden para que nuestra comunidad siga por la senda de la recuperación económica y el empleo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios