Al pie de la Sabina

La Bikina

En Almería ocurren cosas que, teniendo más interés que una canción, tampoco parecen interesar mucho

Hay muchas teorías sobre el origen del título de la canción 'La Bikina', que han interpretado muchos artistas, el más conocido Luis Miguel, pero en realidad no se sabe cuál es la cierta. En cualquier caso, a nadie parece importarle, como sucede con tantas cosas en la vida. Eso mismo explicaría lo que pasa cuando se intentan conocer los motivos por los que en Almería o Andalucía ocurren ciertas cosas que, teniendo bastante más interés que el título de una canción, tampoco parecen interesar mucho.

Entre esas consideraciones podemos encontrar cosas menores, como por ejemplo ¿por qué se monta una gran noria en un lugar público ante los ojos de todo el mundo sin permiso? o ¿por qué no habrá alumbrado de Navidad en las calles de Almería hasta después del día de la Constitución? También lo vemos con temas más relevantes por los que se pasa de puntillas, a pesar de que afectan a mucha gente, que se pregunta por qué no tendrá presupuestos Andalucía para 2022 o por qué seguimos en Torrecárdenas sin un PET-TAC o sin el edificio de consultas externas.

Con lo de los Presupuestos de Andalucía no hay más explicación que la que ofrece el presidente del Gobierno andaluz con su soliloquio de la pinza política, pero lo que no explica Moreno Bonilla es que ha estado jugando con fuego -el de la extrema derecha- durante mucho tiempo y

ahora esa hoguera de las vanidades le está cobrando una abultada factura. De la misma manera esconde que su socio de gobierno, Ciudadanos, considera estúpido aprobar los presupuestos cuando se acercan las elecciones. Pero para qué tantas explicaciones, pensará, si da igual.

Las justificaciones de por qué no tenemos PET-TAC para enfermos oncológicos o qué pasa con las consultas externas de Torrecárdenas le toca darlas al consejero de Salud, que lleva enredado en estos asuntos tanto tiempo que puede contar un día una cosa y, al siguiente, la contraria.

En cuanto a lo de la noria y las no luces de Navidad para el puente, da igual que lo aclaren o que no lo hagan porque siempre encontrarán a alguien que les disculpe o que se invente una explicación y la difunda, en el convencimiento de que nadie les va a cuestionar, como nadie discute ni una sola de las elucubraciones sobre el origen del nombre de la canción de La Bikina.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios