Utopías posibles

Buscad la belleza

El arte puede ser una excelente representación de la realidad y universo creativo que salvará a la humanidad

Mi amigo Javier Rueda, maestro de Primaria, me decía hace unos días que "no había caído en la cuenta de todo lo que hemos trabajado la educación artística durante este año". Es tutor de 4º de Primaria, y han hecho varias pequeñas obras de teatro, guiñoles, canciones sobre grandes poemas, un proyecto sobre el Rock relacionada con la actuación de carnaval, vídeos elaborados por el propio alumnado, "visual thinking", tertulias literarias, textos libres, una actuación musical en el aula…

Para ello, los guiones, las temáticas, las presentaciones y las investigaciones han corrido a cargo del alumnado, siempre con la ayuda incondicional de su maestro. Lo curioso del tema es que él no es maestro especialista de música, ni de plástica, sino su tutor, y maestro generalista, de Primaria.

Con un poco de mentalidad abierta, capacidad de diálogo y sensibilidad artística, todo es posible. En estos tiempos de marketing , superficialidad y gurús de gran caché y vendedores de humo, es imprescindible recuperar los clásicos.

El gran pedagogo John Dewey ya lo decía hace más de cien años (1915): "el profesor no tendrá que recurrir a todo tipo de artilugios para entretejer un poco de aritmética en una clase de historia, y cosas similares. Relacionemos la escuela con la vida, y todos los estudios se correlacionarán automáticamente". A esto podríamos añadir que, si el trabajo a realizar, el resultado que buscamos, el "producto" final del alumnado es algo bello y creativo, los aprendizajes y emociones se multiplican.

En la otra cara de la moneda, encontramos docentes de educación artística que se ciñen al libro de texto, que no tocan jamás un instrumento musical, ni cantan, ni bailan, ni hacen teatro o artes plásticas. Solo copiar, resumir, estar en silencio, colorear, rellenar fichas… y así hora tras hora, año tras año.

El arte puede ser una excelente representación tanto de la realidad como del universo creativo e imaginativo que salvará a la humanidad, de ese pensamiento divergente tan necesario y urgente para crear un mundo mejor. La cantidad de saberes y competencias que pueden confluir en el arte, son infinitos. Ya lo decían en la antigua Grecia: la belleza, el bien y la verdad, deben ir unidos.

Definitivamente, necesitamos muchos más "profes Javis", porque como decía Ramón Trecet hace algunos años, "buscad la belleza, es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios