El medio y el ambiente

LA CAÑADA REAL CON ALEGRÍA

El Tte. General Díez Alegría, falleció en un accidente de tráfico cuando volvía a Madrid, de haber estado en un acto relacionado con la drogadicción. El militar, tenía un hermano Jesuita que dedicó gran parte de su vida a la celebérrima Cañada Real de Madrid, donde hacía la vida, intentando remediarlo. Pero no lo consiguió, y ahí sigue: proporcionando imágenes para programas de televisión que dan idea de las condiciones de vida del mismo. Por ejemplo, actualmente, llevan un año sin electricidad porque "las eléctricas" cortaron el suministro para que "no la usaran indebidamente".

Pero hay una buena noticia: un grupo de universitarios voluntarios, que ya suma 50 miembros, dedican su tiempo libre a visitar el barrio intentando mejorar sus condiciones y tratando de sacar del mismo a zagales que tienen cualidades para alcanzar un futuro mejor que su presente. Esa sí que es una juventud positiva y generosa, que nos permite pensar en el futuro con optimismo y alegría.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios