E L origen de cacique es "señor de indios", notable de una localidad era el significado que se le daba el sigo XVII; aplicado el término a la política, el cacique empezó a distinguirse a partir del primer tercio del siglo XIX. Era un personaje que dominaba una población o controlaba una zona determinada, incluso a efectos electorales seguía los escrutinios canalizándolos hacia su partido o algunos de sus intereses particulares; se puede decir que desde los años treinta del siglo XIX hasta comienzos del XX se sintió el peso de su figura. Todo esto se explica porque en un país, donde votaba apenas el uno por ciento de la población en la época de sufragio censitario, buena parte de los votantes eran caciques (curas, militares, terratenientes, médicos, farmacéuticos). La edad de oro del caciquismo llego, sobre todo al final de la regencia de Espartero; en Bienio Progresista; en definitiva tras los diversos procesos electorales organizados durante la Gloriosa o a partir de la Restauración; todo esto encajaba dentro de una lógica, si tenemos en cuenta que estábamos en una España analfabeta, donde la población alfabetizada ascendía al 19,96, con una elite de señores de enorme peso en los municipios, como era: el cura, de cierta influencia en lo espiritual, con el pulpito como tribuna y el confesionario como forja de conciencias; el secretario del ayuntamiento, bien informado sobre leyes jurídicas, municipales y enterado sobre los problemas que hacían referencia a lindes, escrituras, pleitos, desavenencias familiares o vecinales; el médico, del que dependía un buen parto o la salud; el boticario, un personaje habitualmente politizado, amante del debate religioso, culto y participante en las tertulias de la rebotica que trascendieron a la literatura militar; el terrateniente, dueño y señor de vidas y haciendas, de quien dependía la concesión de tierras, la fijación de rentas y la contratación de peonadas en el campo. Pues bien, estoy escribiendo sobre una época en la que unos pocos privilegiados decidían sobre la vida y destino de los demás; ahora se han invertido los términos y podríamos decir que el caciquismo se ejerce desde la base social, es un caciquismo desde abajo, donde las palmadas en la espalda igualan a las zancadillas puestas, la ley no se corresponde con la justicia, tenemos más planes de enseñanza, pero sabemos menos; eso sí, "presumimos de democracia".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios