DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Constancia

La hecatombe del PP ha sido total y con municipales y autonómicas a final de mes, el pronóstico tiene que ser malo

En las elecciones, al menos en España, ocurre como con las mareas, que son sensibles por igual, metros más o metros menos, en todos lugares de las playas. Con los resultados habidos en estas elecciones, en todos los sitios gana el PSOE y pierde el PP, con porcentajes tan parecidos que llega uno a pensar que no influye para nada el prestigio y la habilidad política del candidato o el acierto de su campaña. Son únicamente las siglas con las que se presentan las que determinan el voto.

El actual presidente del Gobierno ( y futuro ) confirma el dicho de que el mundo es de los constantes. Fue obligado a dimitir de la secretaría general de su partido y a los pocos días comenzó su propia campaña electoral, que ganó con autoridad, pese a que su rival, Susana Díaz, estaba en la cima de su carrera política y el resto ya es conocido: moción de censura a Rajoy, convocatoria de elecciones, coqueteo con los independentistas catalanes y gobernación mediante decretos, aumentando el déficit. Le consideran poco los comentaristas, sea por su tesis doctoral, sea porque se le acusa de decir una u otra cosa, según le convenga. Sólo un elogio de la prensa extranjera, que para un político no es un piropo, que destacan su galanura.

La hecatombe del PP en estas elecciones ha sido total y, como se celebran elecciones municipales en toda España y autonómicas antes de terminar este mes, el pronóstico tiene que ser malo y salvo milagro tendrá que dimitir el presidente Casado, porque ningún político puede subsistir con una fuerte censura en dos elecciones seguidas. Por lo pronto él ha cesado a sus directores de campaña, como si ellos fueran los culpables, aunque algo habrá hecho muy mal Maroto para llegar a perder el escaño por Vitoria, la provincia más conservadora de España, dejando sin representación del PP al País Vasco. En Cataluña, tan sólo el escaño que ganó Cayetana Álvarez de Toledo.

Si votó a PP y necesita consuelo, resulta que los votos al PSOE y Unidos Podemos (la izquierda) suman sólo 700 más que los del PP, Cs y Vox, pero las izquierdas obtienen por esos votos más la friolera de 18 diputados, lo que demuestra los inconvenientes de comparecer sin coalición. Nunca había ocurrido que en Andalucía el PP obtiene mejores resultados que el PP a nivel nacional.

Tuve ocasión de escuchar al líder de Vox en su intervención, comentando sus resultados electorales y no me gustó su discurso, aunque parece que sí a los 2.600.000 votos, de los casi 37 millones de españoles con derecho a voto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios