DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El callejón del gato

Corta el rollo

No quiTal y como está el panorama, no creo que haya nadie que no considere necesario prorrogar el estado de alarma

Aveces cuando me siento a escribir un artículo me vienen a la cabeza frases o dichos almerienses que utilizábamos cuando éramos zagales para referirnos a algunos comportamientos y confieso que me parecen los más apropiados para aplicarlos al caso, pero me los guardo y no los traslado al papel por cuestiones de estética literaria o por temor a caer en la vulgaridad, pero hoy no me voy a censurar y me voy a quedar descansando: "corta el rollo, cara bollo". Se aplicaba a quienes nos querían hacer creer algo de lo que ni ellos mismos creían. Lo digo por el comportamiento de dos partidos políticos antagónicos en extremo que en estos días de confinamiento comparten modales, mostrado unas iniciativas con la seguridad de que no se van a hacer efectivas, para quedar bien ante su parroquia. Una demagogia barata que utilizan la izquierda independentista de Esquerra Republicana y la ultraderecha centralista de VOX. Tanto el abstencionismo de Esquerra Republicana como el voto en contra de VOX fueron papel mojado, y ellos de sobra lo sabían, el día que se sometió a votación en el Congreso de los Diputados la prórroga del estado de alarma decretado para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Y según han anunciado, el próximo miércoles van a mantener la misma posición ante la propuesta del Gobierno de establecer una nueva prórroga. Tal y como está el panorama, no creo que haya nadie que no considere necesario prorrogar el estado de alarma, incluyendo, por supuesto, a Gabriel Rufián y Santiago Abascal. Pero resulta que los diputados de ambos partidos, siendo tan distantes, el uno absteniéndose y el otro votando en contra, se dan la mano adoptando una rebeldía infantil con la seguridad de que sus votos no son necesarios para que se apruebe lo que realmente les interesa. Si por sus votos fuera se volvería a la normalidad el día 12 de abril, de lo cual no me creo que estén a favor. Menos me creo que la payasada de VOX alentando a las masas para derrocar al gobierno y crear uno de "emergencia nacional" la hicieran con la esperanza remota de que pudiera salir adelante. ¿A caso hay alguien que quisiera que el gobierno tirase la toalla en plena crisis para que, de la noche a la mañana, se improvisara un nuevo gobierno compuesto vaya usted a saber por quién? Hasta a los que se muestran más belicosos lanzando dardos envenenados contra Pedro Sánchez le temblarían las piernas. Corta el rollo, cara bollo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios