El medio y el ambiente

Cuarentena de chichinabo

Para evitar el contagio del puñetero corona virus, una de las medidas es "guardar las distancias"

Mi escenario de escritura es: domingo por la mañana y acompañamiento de El ocaso de los dioses, de Wagner, así como mis pensamientos y en ocasiones mis recuerdos. De entre los recuerdos, entresaco la novela (y película) La muerte en Venecia, pues ambas me dejaron huella. Me maravillaron Thomas Mann y Luchino Visconti por su forma de retratar Venecia y el despertar de las inquietudes amorosas, así como la desazón que le provoca a Gustav von Aschenbach la belleza de Tadzio, un joven adolescente hospedado en el mismo hotel, así como su decisión de convivir con el cólera, epidemia que había sido ocultada por las autoridades por miedo a perder el turismo, para no perder la ocasión de observar a Tadzio y es esta decisión la que le cuesta la vida.

La prudencia no está reñida con nada en la vida. Además, como en esta situación todos los médicos tienen claro que para evitar el contagio del puñetero corona virus, una de las medidas es "guardar las distancias" con el prójimo, no ha lugar a aplicar el dicho de que: "un médico sana, dos dudan y tres matan", pues si todos los médicos coindicen en que nada de distancias cortas en estos momentos, no me entraban en la cabeza las manifestaciones del pasado domingo, que no prohibieron nuestros gobernantes. Heroicidades las justas. ¿Esa es la madurez de nuestros gobernantes?. ¿Es que no se enteran de que entre las atribuciones que les da la ley también se encuentran las de prohibir situaciones que pueden ser peligrosas?. Y además como en los tiempos del tito Paco y alguno posterior: autobús para todos. Eso si: por lo visto sin la bolsa del bocadillo, el quintillo de cerveza y el plátano.

Por un momento ¿han pensado los que organizaron el sarao a qué ha dado lugar el mismo?. ¿En cuánto han contribuido al crecimiento de los contagios?. ¿Se les ocurrió preguntarle a alguien que sepa más que ellos de ese tema?, ¿o quizás sencillamente se negaran la existencia de contagios en la "manifa"?.

Por otra parte, quiero decir que por una vez, y sin que sirva de precedente, el titular va dedicado a un político muy conocido en este país antes llamado España, que estando obligado a guardar la cuarentena, salió de su casa y se fue a trabajar el sábado pasado, ¿a qué?. ¿Es que se siente imprescindible"?. Quizás no conozca el dicho popular: "los cementerios están llenos de personas imprescindibles."

Y como me gustan las "gotas de humor": una adivinanza, ¿en qué lugar queda el más torpe en un concurso de torpes?. Pues no en primer lugar, sino en el segundo puesto, ¡por torpe!.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios