Tabula Rasa

Flexibilidad, nuevo paradigma

El establecer un modelo flexible de trabajo nos puede ayudar a buscar y a encontrar alianzas que generen valor

La sociedad actual y, con ella, todo nuestro tejido de valor, económico, social, educativo y cultural, es cada vez más innovador, globalizado, complejo y cambiante.

Los emprendedores están abanderando el cambio tecnológico y social, haciendo frente a los nuevos retos en un contexto económico y social atípico, donde las oportunidades pueden ser el factor máximo de desarrollo.

Quizás, es por ello por lo que los nuevos desafíos con carácter nacional e internacional requieren flexibilidad, eficiencia, eficacia y especialidad.

Flexibilidad, porque supone una cualidad fundamental, aunque no suficiente, para poder adaptarse a los diferentes contextos que puedan desenvolverse en torno a los proyectos. Quizás, por ello, el ser flexible nos implica no circunscribirnos a ámbitos cerrados o muy determinados, sino que también nos brinda la posibilidad de captar oportunidades de negocio, nuevos proyectos, nuevas propuestas y llevarlas a cabo. Todo es stakeholder, pienso. Y la flexibilidad nos permite identificar las oportunidades, las situaciones favorables dentro del propio movimiento natural del mercado y de la propia sociedad, que determinará la conducta del consumidor y del tipo de oferta que debemos de plantear. Se nos requiere aprender del entorno y utilizar las herramientas que tenemos a mano para conseguir nuestro propósito. Somos conscientes que el mundo se transforma y debemos ser capaces de conocerlo y relacionarnos, para que nos permita adaptarnos a las nuevas realidades que se van desencadenado en nuestro entorno. Para seguir avanzando es necesario conocer nuestros capacidades y limitaciones y, sobre todo, saber materializarlas en el momento y en el lugar adecuado. Reinventádonos, siendo creativos, pero siempre con la convicción de emplear las herramientas necesarias y de las que nos hemos dotado.

El establecer un modelo flexible de trabajo nos puede ayudar a buscar y a encontrar alianzas que generen valor. Que nos complemente y que nos den mayor proyección a nuestras propuestas y proyectos. Y en esta nueva situación económica y social muchos de los factores que van a a estar en liza, nos van a invitar a tomar decisiones. Y las debemos tomar con el máximo de garantías, en el momento y en lugar exacto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios