DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fobia política

Por lo que leo, Sánchez no hace nada bueno y fue, es y será responsable de los males que nos atosigan

Detecto, para lo que no hay que tener gran sensibilidad, una especie de "pedrosanchezfobia" que no deja de ser alarmante. Bueno, que me alarma. Es más que un constante goteo de descalificaciones de las decisiones y, sobre todo, de la persona, del presidente en funciones. Por mucho de lo que leo, no hace nada bueno y fue, es y será el responsable de todos los males que nos atosigan. Por supuesto que fue el culpable de que tuvieran que repetirse las elecciones. En el ámbito personal llueven las críticas más feroces recurriendo a estrambóticas comparaciones extraídas de personajes del ámbito literario a cual más perverso y ruín, culminada con la calificación de personaje kafkiano. Puedo entender todas estas descalificaciones en boca de rivales políticos. Pero en muchos escritos de comentaristas surgen psiquatras (de pacotilla) donde se alude a graves desequilibrios mentales, a las desmedidas ambiciones de Sánchez, a sus egoísmos, egocentrismos y otras cosas que quizá no sea necesario repetir. Todo ello va aderezado de una palpable incapacidad para conseguir alianzas para formar gobierno. Aunque pienso que tal incapacidad hubiera debido ser saludada con alegría por parte de sus críticos. Si hubiera habido gobierno sería una calamidad por haberse puesto en manos de extremistas y separatistas rompeespañas. Y como no hubo gobierno, porque por la otra parte se habían negado por activa y por pasiva a facilitar el gobierno de Sánchez, la culpa la tiene Sánchez. También le atribuyen responsabilidad en los ERE y, ahora, en la presencia de Vox en la Mesa. ¿A qué se debe esta tremenda persecución? Son esfuerzos ímprobos, coordinados, para quitar a Sánchez de la escena pública. Baste con recordar las más que insinuaciones de que sería posible un apoyo de los partidos de derecha con el Psoe siempre y cuando no lo encabezara Pedro Sánchez. El "peligro" no es el Psoe. Es Sánchez. Pienso que tanta inquina no se debe a su ineptitud, sino por considerarlo un rival muy peligroso. Decia yo en mi primer artículo que tengo muchos defectos visuales. Tal vez sea esa la causa, pero no veo tantos y tantos defectos como se le atribuyen. Presiento que toda esta campaña se debe a que, no aceptando que la realidad obliga a lo que llaman desdeñosamente "gobierno Frankenstein", persiguen la celebración de unas terceras elecciones en las que, decabalgado Pedro Sánchez, puedan volver a ocupar "desinteresadamente" el poder.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios