Abierto de Noche

Guerra tibia

Qué puta es la guerra como diría alguien dirigido por el gran Kubrick

Para los analfabetos geoestratégicos que no entendemos nada de altas políticas ni de qué va lo de Ucrania recomiendo ver la peli Donbass. Cómo verla no os lo digo (para qué si sabemos ya que os las bajáis todas de aquella manera pillines). Y viendo la película se entiende todo perfectamente. Actores que se maquillan con heridas para que los entreviste la televisión como víctimas de bombardeos. Reuniones de políticos pulcrísimos a donde llega una ciudadana con un cubo de mierda y se lo echa encima al que preside la reunión sin que nadie la detenga. Catacumbas de infraviviendas donde se hacinan hombres, mujeres y niños sin luz ni agua y donde un niño explica qué es cada cosa mientras un señor mayor dice que el water no funciona. A dónde aparece una superpija que quiere llevarse a su madre que infravive ahí y la madre no se quiere ir. Y que la superpija es la secretaria de un alcalde o algo así. El alcalde atiende a un grupo de devotos de un santo mártir, les dan las reliquias, quieren organizar un acto de devoción y que el ayuntamiento les deje un coche último modelo y otras cosas para el acto. El alcalde les atiende pacientemente, luego le dice a su secretaria que qué leche era eso mientras maldice porque hay que ir a hacer no sé qué o algo que han hecho los otros. Y ya por fin soldados en medio de una nevada que se apostan en un tanque bebiendo algo que han cogido de una casa en ruinas y resulta que nadie es el comandante, que todos se ríen diciendo que es ese señalando a otro compañero. Un ciudadano que no sabe nada de lo que va esto se queda ojiplático mientras un soldado de la resistencia ucraniana le dice que tiene que ceder el coche para que vayan a la guerra, no van a ir en bicicleta, que firme aquí mientras va respondiendo a un montón de móviles esturreados en la mesa. Y además búscanos 100.000 dólares y ahí que va el ojiplático a llamar a ver lo que tiene en la cuenta mientras decenas como él hacen lo mismo. Todo tan absurdo como la guerra misma, el honor, la defensa del país y la geoestrategia que al final es una película tan disparatada como real como un despropósito envuelto en titulares y con aire de grandes ideales tanto de sí a la guerra (que llaman defensa) como de no a la guerra (que llaman paz) igualmente falsos pero bellos mientras no bajes a la realidad con una cámara. Qué puta es la guerra como diría alguien dirigido por el gran Kubrick.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios