DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El medio y el ambiente

Llevo el paso cambiado

Ahora, con la distancia de los años, me reafirmo en que la Universidad me ayudó a darle cauce a mis inquietudes

En el desfile posterior a la Jura de Bandera de los reclutas, unos padres desde la tribuna ven, muy orgullosos, a su hijo desfilando. Y le dice el padre a la madre: "fíjate en nuestro chiquillo, es el único que no lleva el paso cambiado". Traigo el chascarrillo a colación porque siento que voy como "el chiquillo": con el paso cambiado. Quizás sea consecuencia de que jamás me han interesado las modas a pesar de que "la moda no incomoda" que reza el dicho.

Ahora, con la distancia de los años, me reafirmo en que la Universidad me ayudó a darle cauce a mis inquietudes y a consolidar con base intelectual mis propias opiniones, sin descuidar lo de enseñarme química, como es lógico, pero nunca antepuse la nota de una asignatura a la vivencia universitaria. Quizás por esas razones me extraño tanto cuando veo o siento, que decimos en Almería, a profesionales de la Universidad de Almería, que es la que tengo más cerca, hablando constantemente de dónde van a trabajar los egresados el día de mañana, de cómo y cuáles van a ser las empresas en las que trabajarán, y de qué tienen que estudiar para conseguir esos puestos de trabajo, así como qué tiene que hacer la UAL para ser la mejor del mundo mundial: que todos los egresados dominen las técnicas que les pidan las empresas.

Sin embargo, sigo pensando y lo digo plenamente convencido, que lo mejor que me dio la Universidad, en concreto la de Granada, fue la oportunidad de ser universitario, convivir y compartir con alumnos de otras Facultades, y prepararme para encarar la vida con herramientas intelectuales y capacidad de raciocinio suficientes como para adaptarme a la vida que después me ha tocado vivir, por supuesto con intensidad, evolucionando y adaptándome, sin resignación, a cada circunstancia y habiendo utilizado las habilidades intelectuales que los años de alumno me proporcionaron. Quizás sea una conjunción de circunstancias: unas de personalidad y otras sobrevenidas por el ansia de saber y la oportunidad de aprender los ¿por qué? que encierra la Ciencia y que solo puedes aprender si tus maestros te imbuyen que tienes que adquirir una formación "circular, como la economía que han inventado ahora".

Porque si te dedicas a aprender solamente los qué de lo que te rodea estás haciendo lo que puede hacer una grabadora, una cámara de fotos, o en última instancia un ordenador, Y para eso no se inventó la Universidad, aunque haya eminencias que digan lo contrario. ¡Ah! Y una Universidad no es mejor por impartir más titulaciones, es mejor por la categoría personal y profesional de sus egresados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios