DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Mujeres, hombres y empleo

Se acerca el día de la mujer y, laboralmente, en la provincia su situación, mejora

Se acerca esa fecha, el ocho de marzo, en la que se pasa revista a la situación de la mujer en muchos ámbitos. El empleo entre ellos. Lógico. Lo cierto es, sin embargo, que la evidencia muestra cómo se han estrechado sensiblemente las diferencias entre géneros en las últimas décadas. ¿Es ya equitativa? ¿Lo es en nuestra provincia? Bueno, creo aún que no. Si empezamos por la tasa de actividad, esto es, por el acceso al empleo, nos damos cuenta de que al finalizar 2019, el 67% de los hombres de Almería en edad laboral eran activos -bien porque trabajaban, bien porque buscaban trabajo, frente al 54% de las mujeres. Es decir, la brecha de género en la tasa de actividad de nuestra provincia se sitúa en 13 puntos porcentuales. ¿Es mucho? La buena noticia es que se trata de la menor diferencia hasta la fecha. Al terminar 2005 hasta 25 puntos distanciaban a hombres y mujeres. Hace casi 15 años, menos del 48% de las mujeres en edad laboral eran activas. Por tanto, el resto o bien eran pensionistas -una cantidad mucho menor que ahora, estudiaban o se dedicaban a su hogar, que también es un trabajo pero no para este tema. La brecha de género en la actividad laboral sigue, aunque en estos años 43.000 mujeres hayan incrementado la población activa, frente a 3.500 hombres. Bien es verdad que, entre medias, ha pasado una crisis que llevó a miles de hombres -los de la Construcción- al paro y a miles de mujeres -cónyuges u otros miembros del hogar- a la búsqueda de empleo para intentar paliar esa pérdida de ingresos. Ya lo he dicho, pero se puede repetir: en Almería fue el trabajo de las mujeres, quizás más precario y con menos retribuciones, el que salvo la economía de un número elevado de hogares. ¿Y respecto al empleo? Porque puede que todas esas mujeres sean activas, incluso mucho, pero estén desempleadas. Bien, el número de mujeres que actualmente trabajan es de 120.000. Exactamente la misma cifra que al finalizar 2007, el último año antes de la crisis. Paralelamente, el de hombres ocupados es, ahora, de 166.800, pero ello supone que aún faltan 30.000 empleos masculinos para regresar al nivel de 2007. Como ven, el empleo femenino igual el existente antes de la crisis y confiemos, con optimismo, que a partir de ahora lo supere. Mientras, el de hombres trabajando aún le queda un camino, para mi qué largo, para recuperar aquellos niveles. Ya digo, se acerca el día de la mujer y, laboralmente, en nuestra provincia su situación, desde las grandes cifras, mejora. Otra cosa es el tipo de contrato y el tipo de empleo. Pero ya, para otro artículo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios