Nudismos

Nadie se cuestiona nada, a pesar de que muerte por muerte, la de Che es más de película que la del GeneralOlvídense del perro que muerde al dueño y al dueño que muerde al perro, nunca pasó, nunca fue noticia

En todas las facultades de periodismo hay un tema específico en una asignatura que trata básicamente de que cuando una señora enseña un culo o una teta, eso es noticia. Olvídense del perro que muerde al dueño y al dueño que muerde al perro, nunca pasó, nunca fue noticia. Pero sí, por ejemplo, que a Marta Sánchez en un concierto se le rompa el vestido y deje ver pudorosamente sus pechos o al menos eso imaginen quienes los ven a través de unas transparencias. Rápidamente el vídeo (hoy todo tiene un vídeo ya que todo el mundo tiene una cámara para grabar a mano, el móvil, las veinticuatro horas del día) se difunde por redes y medios y a los dos minutos está en todo el planeta. Y a las pocas horas en la radio y en los periódicos, ya que el hecho, como la temperatura, es noticia. En la radio describen el hecho con dulzura y recato ya que la accidentada es afín, (ya saben, que viva España y todo eso) y rematan diciendo que la maravillosa cantante resolvió el incidente o accidente con profesionalidad y pundonor. Como la diosa, Marilyn, nunca se desnudó o al menos nunca salió desnuda en una película (llámese salir desnuda a que se le haya visto un poco el culo, por ejemplo), también es noticia que en realidad si se le vio en una, sólo que la escena se quitó del montaje final. Hablamos de su mejor, o quizás única (y última) buena película, The Misfits (aquí traducida libremente como Vidas rebeldes), pero que una traducción más rigurosa sería Los inadaptados, los raros, yo traduciría más libremente aún, Los Malditos. Y sí, a esta señora, en la escena en la que Clark Gable se dispone a despedirse de una Marilyn acostada y tapada, por lo visto se le rodó cuando las sábanas dejaban de tapar todo o parte de su cuerpo. Dicha escena se descartó en el montaje final pero alguien la guardó y ahora la saca a la luz. Pero tranquilos, no corran a internet a ver la escena porque no está, por ahora sólo hay una foto (un fotograma) en la/el que no se ve nada. El templo del morbo, internet, se queda por tanto sin la maldita desnuda y se echa más carbón al fuego del mito, de la última película de la diosa y el eterno, que no pudieron soportar más vida después. De hecho podían soportarla poco antes regados ambos con alcohol y química. Ellos, tan misfits, después de la última claqueta, el eterno, un infarto y la diosa, demasiadas pastillas, el sueño eterno, que en estos días, despierta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios