DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

¡Ojo con Errejón!

Cuidado con el tópico del voto cautivo y clientelar. Tal vez acierten quienes ven el 10-N como un 'revival' del 2-D

Nueve de la mañana del histórico lunes 14 de octubre en que los magistrados del Supremo dictarán la sentencia del procés. Setenta universitarios de primero de Comunicación revolotean en clase. Este curso no falta ni uno. Más que dormidos están expectantes. Curiosos. Pregunto cuál es la noticia del día y ni uno solo dice Cataluña. La anécdota del Día de la Hispanidad sí que se ha colado en sus móviles: el paracaidista que se estampó contra una farola.

¿Desinformados? En absoluto. No hay despiste alguno en su dieta informativa. Son sus propios dispositivos quienes filtran por ellos las noticias pero, igual que le dan todo el poder a los algoritmos de Amazon o Google, se lo quitan: nada o mucho de fútbol, la actualidad del día con cuentagotas, una buena dosis de series y de videojuegos y los temas culturales y de medio ambiente, sin restricción…

Insisto en el tema del día: ¿nadie está al tanto de la sentencia del procés? Silencio sepulcral. La polémica me sirve para adelantar el tema de las fuentes y explicar por qué los periodistas nos crecemos -y nos perdemos- por una filtración... De Cataluña viramos al 10 de noviembre y me atrevo a plantearles si irán a votar. Un sí rotundo retumba en el aula. ¡Me sorprende! Los provoco preguntándoles a quién: Podemos y Errejón se disputan sus respuestas. Pero son muchos quienes callan y se miran de reojo...

En media hora de clase desmontan un buen puñado de prejuicios. Ni los jóvenes pasan de la política ni votan como borregos. "¿Dónde está el programa de Errejón?". No saben que el partido se llama Más País pero tampoco importa. Lo que quieren es localizar el documento original. No se fían de quienes resuelven la papeleta tildando de "estrambóticas" sus propuestas, de quienes hacen chistes con los 4 días laborales -"para funcionarios"- ni de quienes simplifican el pulso en la izquierda a un duelo de viejos y nuevos podemitas. Pero, ojo, tampoco les vale Errejón simplemente por ser Errejón.

¿Los jóvenes no leen? Leen lo que les interesa, lo que les aporta algo. Y hasta el final. El tiempo es escaso e infinito según para qué. ¿Los jóvenes naufragan en lo frívolo? Esquivan a quienes disfrazan la política de espectáculo y a quienes se creen con el derecho de traficar con sus votos. Porque son jóvenes y novatos pero no tontos. Reírse y compartir un meme nada tiene que ver con dejarse manipular. Y cuidado con el tópico del voto cautivo y clientelar. Puede que acierten quienes ven el 10-N como un revival del 2-D.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios