Representados

No todos los ciudadanos están representados en las elecciones andaluzas. ¿A quién votar en esa situación?

Hace tiempo ya que se oyen los ecos de las campañas electorales andaluzas a través de los medios y de las redes sociales dejando los resquemores y rencores típicos de toda promesa de redención. El aparato político de cada partido, formado por los que no son licenciados en ciencias políticas, no cesa en su empeño de convencernos de que ellos son la única salvación ante la vasta y árida realidad. No obstante a mi me preocupa mucho el significado de una palabra: la representación, que no la representatividad. En nuestro sistema los partidos representan legalmente a los ciudadanos, al menos eso figura en la Constitución Española. Y eso implica ser la extensión de los problemas de estos en los órganos de deliberación. Pero haciendo un análisis concienzudo esto no es del todo cierto. No todos los colectivos están representados por los partidos, solo los más populares, y esta situación pone en duda la intención de estos. Hay que poner ejemplos siempre: el colectivo de la seguridad privada no está reconocido por ningún partido político. En un caso aparece una mención, en uno de ellos, pero solo una mención populista. En ningún programa puede encontrarse un desarrollo de los problemas y de las soluciones de este colectivo, que lleva décadas ninguneado por los de la casta. ¿Dónde está entonces la representación de los vigilantes de seguridad andaluces? ¿Quiénes de los parlamentarios va a representarlos? De cara a las próximas elecciones resulta surrealista que un vigilante de seguridad no encuentre en las papeletas a nadie que los represente. Y esto no puede ser. En España hay unos 300.000 profesionales de este sector habilitados que si los vinculamos a sus familias nos acercamos a la cifra de más de medio millón de personas afectadas por la nula representación política. Para nuestro caso, la comunidad andaluza cuenta con ocho provincias abandonadas por los de la casta en ese aspecto. De igual manera existen más colectivos no populares que también son ninguneados. Por eso estoy convencido de que estas elecciones en absoluto representan a todos los andaluces; son una mera excusa para la pugna por el poder en el que lo que menos importa es conocer la realidad social y ofrecer soluciones a la misma. Parece que la realidad molesta o no interesa, no se acepta tal como es. Los partidos creen poder determinar que es o no real; y en ese trasiego perdemos todos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios