Palmas y Pitos

13, Rue del PercebeLuis Rogelio y los viajes de la OTAN

Las historietas de 13, Rue del Percebe son bastante atinadas para recrear la convivencia doméstica, porque vivir de puertas adentro es un misterio y esa fachada del edificio, abierta en sección, con las cuitas, ocurrencias y ocupaciones de sus moradores, en sus cuatro plantas, azotea y alcantarilla, es un una espejo humorístico del carrusel de la vida. Aunque, como sabido resulta, el refranero aconseje -muchas veces una cosa y la contraria- que los trapos sucios se laven en casa. Manera de señalar no solo desavenencias hogareñas y conflictos familiares que aderecen la rutina del convivir, sino asimismo un modo, del todo inconveniente, de mantener ocultas situaciones de violencia de ninguna forma admisibles con la excusa de resolverlas sin el conocimiento de extraños. La reserva y la intimidad son, entonces, dos razones que cierran las puertas, si bien siempre quedan una tienda de ultramarinos, como el colmado de Don Senén, y una portería donde, aunque los edificios y las viviendas no estén abiertos en canal, se discurre como si así lo fuera con la fruición del cotilleo. Un allanamiento, en cualquier caso, sin la dispensa, jocosa y risueña, de la recreación del humor. / Antonio Montero Alcaide

El senador del PP y exalcalde de la capital, Luis Rogelio Rodríguez, es presidente de la Comisión de Defensa en la Cámara Alta. Una oportunidad que le está permitiendo viajar por medio mundo. El último viaje ha sido a Japón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios