DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El medio y el ambiente

Sabina o Vivaldi

Los científicos, unto con los sanitarios y a pesar de algunos de los que viven en los despachos, nos sacarán de ésta

Sabina viene a colación por sus versos: " Quién me ha robado el mes de abril / Cómo pudo sucederme a mí / Quién me ha robado el mes de abril / Lo guardaba en el cajón / Donde guardo el corazón" de la canción ¿quién me ha robado el mes de Abril?, que apostillan los relatos de tres personas de "vida dura". Vamos, como en realidad es la vida, que hay que torearla en corto y dándole el pecho: agarrándose el pico de la chaquetilla.

Y Vivaldi por "las cuatro estaciones", a las que acompañan sendos sonetos. El primaveral comienza: "…La saludan los pájaros con alegre canto, / Y las fuentes con el soplo de los cefirillos / …".

Dos primaveras distintas: la de las personas reales a las que les roban el mes de abril y la otra, la de las personas bucólicas, como mi amigo, a la sazón terrateniente de Alhama, y que vive en eterna primavera. Pero a los que bregamos con la vida en un ambiente urbano regido por don Ramón, y sus acompañantes, nos está tocando quedarnos sin el mes de abril. Por culpa de un maldito "bicho", que según otro amigo al que le soporté una tele-clase (por ser gratis), empezó remarcándome que no es un ser vivo. ¡Pues menos mal!. Que no es capaz de reproducirse por sí mismo. Y que a vuela pluma, no le consta que haya ninguno bueno para la sociedad. Pero que aun así prosperan: hablo de virus, no de individuos.

Y como tendré que decir algo del corona virus, pues ahí va: que solamente leo lo que publican del mismo la Universidad Politécnica de Valencia y el Imperial College de Londres. Y la primera es muy plañidera, porque siempre anda quejándose de que no tiene información fiable ni de los poderes fácticos, ni de los públicos. Si eso es así, los que sesgan la información no saben el daño que hacen a la Ciencia y su futuro con ese escamoteo. Además, trabajar con dudas en el laboratorio y encima publicar los resultados reconociendo que puede que sí, puede que no o lo más seguro: que ¿quién sabe?, es algo muy duro, porque entre otras cosas ¿qué índice de fiabilidad tiene el resultado?. Pero si es cierto lo del escamoteador, a ése le da igual, porque lo más seguro es que no esté en un laboratorio, sino en un despacho que tendrá de todo menos libros. Total "para lo que sirven". Pero como los científicos raramente trabajan con viento a favor, lo hacen bien. Y junto con los sanitarios y a pesar de algunos de los que viven en los despachos, nos sacarán de ésta. Estoy convencido

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios