Pues yo lo veo así

¿Sólo por la lengua?

No me parece mal el catalán en la escuela. No me parece razonable "sólo catalán en la escuela"

Hoy me ha dado por las sentencias populares. Una de ellas dice que "el saber no ocupa lugar". O sea, que todos aquellos que pongan coto colectivamente a la adquisición de un saber que pueda ser de utilidad están actuando contra este saber popular. La otra sentencia dice eso de "tanto vales cuantas lenguas sabes". Enlazando una con otra podríamos obtener que todos aquellos que se obstinan en que alguien no domine alguna lengua que pueden dominar fácilmente y de hecho les puede ser muy útil en la vida, se mueven en contra del saber popular que merece un mínimo respeto. Viene esto a cuento de la reacción que me resulta por completo incomprensible (por no decir otra cosa) de una parte de la sociedad catalana. Yo entiendo que quieran preservar y promocionar su lengua. Una lengua es un tesoro. Por tanto, no me parece mal que quieran llevar a la práctica lo del "catalá a la escola" como instrumento adecuado. Lo que ya no me parece tan razonable es que quieran dar el salto del "catalán en la escuela" a "SOLO catalán en la escuela". No es lo mismo, como puede verse. Esa actitud negacionanista a que haya algunas clases en castellano la calificaría como de una cerrilidad manifiesta. Creo que algunos de los dirigentes catalanes piensan en el fondo lo mismo que yo cuando, según noticias, llevan a sus hijos a escuelas que son al menos trilingües, castellano incluido. Por eso me pregunto por qué había una serie de manifestantes que, hace unos días, mostraban en sus pancartas las consignas que dan esos mismos dirigentes defendiendo la exclusividad del catalán. Es como si temieran algo, como si el hecho de aprender o mejorar el castellano tuviera una repercusión negativa en la que consideran su lengua. ¿Seguro que es un temor? Porque tal vez no sea temor; sería un inexplicable complejo de superioridad que considera inadecuado a su calidad el hablar castellano. O a lo mejor no es precisamente superioridad, sino un complejo de inferioridad que los llevaría a considerar que estaría en peligro su lengua si sus hijos "descubren" el castellano. Es como si fuera una celotipia propia del enamorado inseguro de su propia valía. Y por último me llamaron la atención unas pancartas que hablaban de la "escuela catalana". ¿Qué tendría de especial esa escuela catalana frente al resto de las escuelas? ¿Acaso una metodología cuya superioridad se viera reflejada abrumadoramente en estudios como el Informe Pisa?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios