El Pingurucho

Adriana Valverde

Suciedad permanente

El alcalde debería empezar por dejar el marketing y la propaganda, y atender las necesidades de la ciudad

Almería arrastra desde hace años un grave problema de limpieza. Son numerosos los vecinos que nos hacen llegar sus quejas ante la falta de mantenimiento de sus barrios. Desde La Chanca hasta Cabo de Gata, y desde El Zapillo hasta Los Ángeles, cualquier vecino que ande por sus calles encontrará un motivo para denunciar la situación lamentable de su entorno.

Que Almería se mantenga limpia siempre ha sido un asunto de interés general y un objetivo que el PP en el gobierno municipal nunca ha logrado conseguir, pero ahora, en la situación sanitaria de pandemia en la que nos encontramos, es algo prioritario para todos y por lo que el alcalde debería preocuparse y trabajar con todas las herramientas de que dispone el Ayuntamiento. De nada sirve hacer un plan intensivo de limpieza y desinfección si con ellos recortamos recursos en otros barrios y la limpieza no se mantiene de forma continuada. Tal y como se observa y constatamos día a día, estos planes se están realizando con el mismo personal de plantilla que ya tiene un trabajo asignado, cuando el equipo de gobierno del PP lo que tendría que hacer es formalizar un contrato específico para estas limpiezas excepcionales, así como para ampliar el contrato de desinfección, en caso de ser necesario, y dejar que los trabajadores del servicio municipal de limpieza se dediquen a sus labores habituales.

Desde el Ayuntamiento de Almería se lanzan videos propagandísticos de los servicios de limpieza en la ciudad, que distan mucho de ser una imagen real y que solo sirven para que la concejala del ramo se haga la foto. Desde el PSOE le hemos exigido continuamente al alcalde que tome personalmente las riendas del asunto, que se deje de fotos y de propaganda, que actúe para que Almería se convierta en la ciudad limpia y saludable que todos deseamos y por la que los almerienses pagan, a través de sus impuestos y tasas municipales, la considerable cantidad para este año de más de 15,5 millones de euros.

Esta situación no es nueva, sino que venimos arrastrándola desde hace muchos años, sin que los distintos mandatarios del PP que han pasado por el Ayuntamiento hayan conseguido solucionarlo. El alcalde debería empezar por dejar el marketing y la propaganda, y atender las necesidades de la ciudad,

escuchar las quejas de sus vecinos y actuar como el primer gestor de Almería, algo en lo que no destaca precisamente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios