Vender por obligación

Hasta se le ha colado la mejora del precio del gasoil, alrededor del 20%. La primera en la frente

En mi primera juventud, cuando la economía se reducía a hacer negocios, en las esquelas del Yugo era frecuente leer "comerciante que fue de esta plaza", y las escuelas de negocios se conocían de oídas, aprendí el dicho popular: "vender por obligación, perder por deber", que he recordado estos días por culpa de dos presupuestos públicos, los del Estado y los de la UAL, que mi cabeza, sin saber por qué, asoció a Maquiavelo, que era erudito y culto.

En un primer momento no hice caso, porque ya he llegado a tal escepticismo que intento no pensar en esas cuestiones. Pero después, como no conseguía quitarme la idea de la cabeza, me he fajado con "El Príncipe" y parece que la causa de mi obsesión son palabras tales como: " la prodigalidad, practicada de manera que se sepa que uno es pródigo, perjudica; .../..., sucederá siempre que un príncipe así acostumbrado a proceder consumirá en tales obras todas sus riquezas y se verá obligado, a la postre, si desea conservar su reputación, a imponer excesivos tributos, a ser riguroso en el cobro y a hacer todas las cosas que hay que hacer para procurarse dinero. Lo cual empezará a tornarle odioso a los ojos de sus súbditos,...". O sea. que en el pecado lleva la penitencia.

Y más adelante me he encontrado: " ... la prodigalidad, ... cuanto más se la practica más se pierde la facultad de practicarla; ... Por lo tanto, es más prudente contentarse con el tilde de tacaño que implica una vergüenza sin odio, que, por ganar fama de pródigo, incurrir en el de expoliador, que implica una vergüenza con odio.". Vaya augurio de buen futuro que hace Maquiavelo para "el príncipe".

Ahora, echando cuentas con los presupuestos del Estado que son pródigos, pródigos, pródigos de verdad, ya que la trampa pública, o sea del público, o sea la que tenemos que pagar los ciudadanos, no para de subir, los que parten el bacalao andan prometiendo mejoras por doquier. Hasta se le ha colado la mejora del precio del gasoil, alrededor del 20%. La primera en la frente.

Y por otra parte, los presupuestos de la UAL, que parece ser que dicen que de ellos, X euros (no escribo la cifra por pudor) van a ir, por decisión popular, entre otras actividades a construir espacios para "zonas de picnic" (¿será como La Molineta, pero con el Gaudeamus de fondo?), "esterilizar gatos" y "crear salas de relajación", así como "¿adecuar? los enchufes de las aulas" (que está bien, pero la frase se presta a equívocos); y "crear un jardín de cactus" que, por aportar, yo querría que fuera "del desierto" y en memora de Günther W. H. Kunkel. ¡Ahí lo dejo!.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios