Ni Flores

pablo martínez-salanova peralta

Donde caben diez, caben quince

Se repitió hasta la saciedad durante los primeros meses de la pandemia: "Apelar a la responsabilidad de la gente". Es hoy y todavía me indigno recordando a los runners que no podían quedarse sin correr por el parque, a los padres que no podían sacar a los niños si no iban los dos juntos o a los que se lanzaron al Lengüetas como si no se hubieran tomado una caña en su vida. Porque hay mucha gente responsable, sí, pero también hay muchos otros que se piensan que lo de las restricciones no va con ellos. Ni entonces, ni ahora. Porque este pasado sábado no cabía ni un alfiler en los bares del centro. Ni amenaza de tercera ola ni leches. A mí que no me fastidien las fiestas. Estos días se está escuchando que algunas comunidades autónomas se están pensando endurecer las medidas de cara a la Navidad porque los contagios no bajan. Desde aquí, háganlo ya, porque la gente está con muchas ganas. Cuando nos dan la mano, cogemos el brazo, y ya estamos pensando en que en Nochebuena, donde caben diez, caben quince y a mí que me registren.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios