Opinión

No es cuestión de fe

Las obras de infraestructuras educativas que promueve la Junta en Almería no son una cuestión de fe; son tangibles

Cuando el Gobierno andaluz anuncia que el Plan de Infraestructuras y Equipamientos de la Enseñanza no Universitaria para 2018 cuenta con un presupuesto de 140 millones de euros para la reforma, construcción o ampliación de centros educativos públicos, lo cumple. A partir de ese momento no se pide a la ciudadanía o a la oposición que crean, sino que consulten el BOJA a diario. Lo que la Junta anuncia, lo hace. Los proyectos que el Gobierno de Susana Díaz tiene para Almería y para Andalucía en materia educativa no son una cuestión de fe, sino que son absolutamente tangibles.

El plan de infraestructuras educativas recoge elementos clave para atender las necesidades de calidad en las infraestructuras, la retirada de fibrocemento, la mejora de la climatización y de la sostenibilidad energética de los colegios e institutos, y la eliminación progresiva de aulas prefabricadas. En Almería contamos con 63 módulos prefabricados en 32 centros, de los cuales 57 (más del 90%) tienen ya programada o en ejecución una actuación que va a permitir su retirada. En 2017 se retiraron 15 módulos prefabricados.

La principal línea de actuación del plan, con 214 intervenciones, corresponde a las obras y proyectos de construcción, sustitución, ampliación y reforma de centros para adaptarlos a las actuales necesidades formativas. En Almería, destacan la redacción del proyecto para el nuevo instituto en Huércal de Almería y el nuevo colegio de Infantil y Primaria en Huércal-Overa, así como los proyectos para las ampliaciones del CEIP Posidonia de Roquetas de Mar, el CEIP Mare Nostrum de Adra, el CEIP Europa de Almería y el IES Francisco Montoya de El Ejido.

Los objetivos del Gobierno andaluz para mejorar las instalaciones educativas públicas se han materializado en las obras llevadas a cabo durante este tiempo con una importante partida: 1.823 millones de euros. Podían haber sido más, pero no hay que olvidar que estamos en una comunidad infrafinanciada por parte del Gobierno de Rajoy y el comportamiento de los responsables provinciales y autonómicos del PP sobre esta vital cuestión no nos ayuda en absoluto. Sin embargo, la prioridad de los socialistas es Andalucía y el sostenimiento de los servicios públicos esenciales, como son la educación, la sanidad, la dependencia, los servicios sociales y el impulso al empleo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios