DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La cumbre del Corredor

En Elche se ha palpado que las obras marchan, por primera vez, de la mano de un Gobierno socialista

La Cumbre sobre el Corredor del Mediterráneo se celebra cada semestre y viene a chequear el estado de esta infraestructura tan urgente y necesaria para nuestra provincia. Es preciso recordar que un gobierno socialista el que planificó y decidió que Almería tenía que subirse a este tren y solicitó los fondos europeos correspondientes para este proyecto.

A diferencia de otras cumbres, en esta última del 28-N se había podido dar a conocer que las obras están en todos sus tramos adjudicadas o se está finalizando su trámite para inicio de obra por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Adif, dependiente de Fomento. La sociedad ha reconocido y ha palpado que la obra está ya en marcha y que 2020 será un año de obras que no cesarán hasta el 2023 cuando se finalice la misma.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha aprobado y adjudicado en 18 meses el triple de lo que hizo el Gobierno de Rajoy en más de 7 años; una época, la del PP, en la que Almería estuvo sin presupuesto para la alta velocidad y sin adjudicaciones. Se trata de una nefasta situación que trata de corregir el PSOE desde que Pedro Sánchez llegó a Moncloa y que, pese al escenario de incertidumbre y de falta de Presupuestos Generales del Estado, ha destinado 1.200 millones de euros para el tramo Almería-Murcia, además de sumar los tramos ya adjudicados y otros que

están a punto de empezar físicamente, como los Arejos-Níjar o río Andarax-Níjar. Este ritmo también hubiera sido mayor si gozáramos de estabilidad presupuestaria ya que los PGE para 2019 contemplaban una partida de 348,4 millones de euros sólo para Almería. Lamentablemente las fuerzas de la derecha votaron en contra de las cuentas socialistas para Almería y fueron las únicas responsables de que nuestra economía y nuestro progreso sufrieran un retraso.

Con esa actitud irresponsable que tan sólo pretende poner trabas en el camino de la alta velocidad, los parlamentarios del PP por Almería están inhabilitados para exigir plazos, obras y celeridad en el AVE por varias cuestiones. En primer lugar, porque han sido testigos de cómo el Gobierno de Rajoy dejó a la provincia más de 7 años en blanco en materia ferroviaria y, en segundo lugar, porque son responsables de haberse negado a votar los PGE del 2019 que, con cifras en la mano, traían un impulso sin precedentes para este Corredor Mediterráneo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios